Las redes cerebrales se 'conectan' durante la adolescencia para preparar a los adolescentes para la vida adulta

Publicado 29/01/2020 18:57:02CET
Las regiones del cerebro rojo pertenecen al patrón "conservador" del desarrollo adolescente, mientras que las regiones del cerebro azul pertenecen al patrón "disruptivo"
Las regiones del cerebro rojo pertenecen al patrón "conservador" del desarrollo adolescente, mientras que las regiones del cerebro azul pertenecen al patrón "disruptivo" - FRANTISEK VASA

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las redes cerebrales se 'conectan' durante la adolescencia para preparar a los adolescentes para la vida adulta, según han puesto de manifiesto investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) en un estudio publicado en la revista 'PNAS'.

La adolescencia es un momento de grandes cambios en la vida, con un aumento de las habilidades sociales y cognitivas y la independencia, pero también un mayor riesgo de enfermedad mental. Si bien está claro que estos cambios deben reflejar cambios en el desarrollo del cerebro, no ha quedado claro cómo madura exactamente la función del cerebro humano a medida que las personas crecen de niños a adultos jóvenes.

En este sentido, los expertos analizaron datos de resonancias magnéticas funcionales (fMRI) sobre la actividad cerebral de 298 jóvenes sanos, de entre 14 y 25 años, cada uno escaneado en una o tres ocasiones con una diferencia de 6 a 12 meses. En cada sesión de exploración, los participantes se recostaron en silencio en el escáner para que los investigadores pudieran analizar el patrón de conexiones entre diferentes regiones del cerebro mientras el cerebro estaba en estado de reposo.

El equipo descubrió que la conectividad funcional del cerebro cambia durante la adolescencia. En concreto, las regiones cerebrales que son importantes para la visión, el movimiento y otras facultades básicas estaban fuertemente conectadas a la edad de 14 años y se volvieron aún más fuertes a la edad de 25 años.

Sin embargo, las regiones del cerebro que son importantes para las habilidades sociales más avanzadas, como la capacidad de imaginar cómo piensa o siente otra persona, mostraron un patrón de cambio muy diferente. En estas regiones, las conexiones se redistribuyeron a lo largo de la adolescencia: las conexiones que inicialmente eran débiles se fortalecieron y las conexiones que inicialmente eran fuertes se debilitaron.

Al comparar los resultados con otros datos en el cerebro, los investigadores encontraron que la red de regiones que mostraban el patrón de cambio durante la adolescencia tenía altos niveles de actividad metabólica típicamente asociados con el modelado activo de las conexiones entre las células nerviosas.

"Según los resultados de estos escáneres cerebrales, parece que la adquisición de nuevas habilidades más adultas durante la adolescencia depende de la formación disruptiva de nuevas conexiones entre las regiones del cerebro, por lo que las nuevas redes cerebrales se 'conectan' por primera vez para brindar habilidades sociales y de otro tipo a medida que las personas envejecen", han dicho los expertos.

Contador