Publicado 22/10/2021 18:01CET

La Red TBS-Stop Epidemias exige voluntad política para poner fin a la tuberculosis

Los profesionales han lamentado que la enfermedad sigue aumentando, a pesar de conocer la cura "desde hace más de 50 años"
Los profesionales han lamentado que la enfermedad sigue aumentando, a pesar de conocer la cura "desde hace más de 50 años" - RED TBS-STOP

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Red TBS-Stop Epidemias ha exigido voluntad política firme para poner fin a la tuberculosis que "sigue siendo la gran epidemia de injusticia" en la clausura de la I Jornada Iberoamericana.

Este encuentro, según indica la organización, ha puesto de manifiesto la necesidad de equidad y ha evidenciado que la sociedad está "ante un gran problema de salud pública", el cual "requiere movilización social", ha asegurado el presidente del comité científico de esta entidad, Julio Ancochea.

Además, el encuentro ha logrado materializar el Plan contra la Tuberculosis en España. "Ahora deberemos exigir que deje de ser un papel y se le dote de los recursos que necesita para poder implementarse. Si ha habido voluntad política y se han encontrado los recursos, como no podía ser de otra manera, para hacer frente a la COVID-19, debemos hallar el modo de que los políticos no le den la espalda a la tuberculosis y a los millones de personas que la sufren en el mundo, cualquier otra opción no solo será una falta de responsabilidad sino una vergüenza global", ha añadido.

El encuentro ha contado con la participación de profesionales de Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, España, Guatemala, Honduras, México, Panamá, República Dominicana, Uruguay y Venezuela para reflejar las diferentes perspectivas desde los diversos ámbitos, tanto asistenciales como docentes e investigadores y contando también con la visión de la OMS.

El portavoz del organismo internacional, Ernesto Jaramillo, ha reflejado que el mundo "no está en camino de cumplir las metas para el fin de la epidemia de la tuberculosis" y prevé que en dos años la enfermedad "vuelva a ser la primera causa de muerte por un agente infeccioso", antes de matizar que "en el último año han fallecido 1,5 millones de personas".

"Las brechas en el presupuesto son un claro impedimento para el progreso. Se estima que son necesarios 13 billones de dólares anuales para una respuesta solo suficiente a esta epidemia y sin embargo apenas se han movilizado 5,3 billones de dólares", ha lamentado.

En relación a la fuerte inversión que se ha realizado para la COVID-19, el portavoz de la OMS ha calificado de "patético" que la pandemia haya destruido los esfuerzos realizados en tuberculosis durante diez años.

"Lo primero que tenemos que reconocer es que se trata de un problema de justicia que requiere coraje e innovación y que sin compasión por la gente que está afectada por la epidemia no se van a poder tomar ciertas decisiones y ante todo humildad. La evidencia demuestra que no será solamente con la intervención biomédica que podremos avanzar", ha clamado.

Por último, tanto Jaramillo como Ancochea han criticado que la cura contra la tuberculosis se conozca "desde hacer más de medio siglo" pero por la falta de presupuesto aún no se haya frenado. "18 billones de dólares fue el presupuesto para desarrollar en menos de un año una vacuna para la COVID-19 mientras que para la tuberculosis, en 2019 tan solo hubo disponibilidad de 117 millones de dólares", ha lamentado.

Para leer más