Las recompensas económicas son eficaces para incentivar a las personas a dejar de fumar

Publicado 17/07/2019 8:09:39CET
Dejar de fumar puede retrasar o prevenir la forma más grave de artritis reumatoide
Dejar de fumar puede retrasar o prevenir la forma más grave de artritis reumatoidePIXABAY - Archivo

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los incentivos financieros sirven para ayudar a las personas a dejar de fumar y permanecer libres de humo, según una investigación dirigida por la Universidad de East Anglia (UEA), en Reino Unido.

Las pruebas publicadas este martes en la Biblioteca Cochrane brindan pruebas sólidas de que los incentivos económicos ayudaron a las personas a dejar de fumar y mantenerlo a largo plazo. La revisión también encontró que los incentivos ayudaron específicamente a las mujeres embarazadas a dejar de fumar.

El autor principal, el doctor Caitlin Notley, de la Escuela de Medicina de Norwich de la UEA, apunta que "fumar es la principal causa de enfermedad y muerte en todo el mundo y la mayoría de los fumadores quieren dejar de fumar, pero conseguirlo puede ser un verdadero reto".

Las recompensas, como el dinero o los cupones, se han utilizado en lugares de trabajo, clínicas y hospitales y dentro de los programas comunitarios para alentar a los fumadores a dejar de fumar y para recompensarlos si lo conseguían.

"Queríamos saber si estos esquemas realmente funcionan a largo plazo, ya que antes se pensaba que quizás los incentivos solo funcionaban mientras se mantenían. Descubrimos que sí ayudan a las personas a mantenerse libres de humo, incluso después de que finalice el esquema de incentivos", aseguran los autores.

El equipo investigó si funcionaban las recompensas tales como pagos en efectivo, vales o la devolución del dinero depositado por los participantes. La revisión resume los resultados de 33 ensayos controlados aleatorios en los que participaron más de 21.600 personas de ocho países, e incluyeron diez ensayos que se centraron en las fumadoras embarazadas que fueron recompensadas con cupones por dejar de fumar y mantenerse libres de humo.

Todos los ensayos en la población general siguieron a los participantes durante al menos seis meses y los que dejaron de fumar se verificaron analizando su respiración o fluidos corporales.

Algunos de los estudios no proporcionaron datos suficientes para que el equipo pudiera evaluar completamente su calidad. Pero sacar los ensayos de menor calidad del análisis no cambió los resultados.

Los investigadores aseguran que la certeza de sus hallazgos en la población general es alta, si bien en mujeres embarazadas es moderada, ya que no hubo tantos estudios y algunos fueron de menor calidad.

El doctor Notley explica que descubrieron "que seis meses o más después del comienzo de los ensayos, las personas que reciben recompensas tenían aproximadamente un 50% más de probabilidades de haber dejado de fumar que las de los grupos de control. En las personas que no reciben incentivos, aproximadamente el siete por ciento había dejado el hábito con éxito durante seis meses o más, en comparación con aproximadamente el 10,5 por ciento de los que recibieron incentivos".

"Este es un aumento importante cuando consideramos los enormes daños del hábito de fumar y los beneficios de dejar de fumar, y sugiere que los incentivos pueden ser una parte útil de un enfoque integral para ayudar a las personas a dejar de fumar --destaca--. Otra cosa realmente importante es que las tasas de éxito continuaron más allá cuando los incentivos habían terminado".

El monto financiero total de los incentivos varió considerablemente, desde cero (depósitos propios) hasta un rango de entre 35 (unos 39 euros) y 912 libras esterlinas (unos 1.015 euros).

En este sentido, el doctor Notley añade que, "para las mujeres embarazadas, también encontramos que las mujeres en los grupos de recompensas tenían más probabilidades de dejar de fumar que las de los grupos de control, tanto al final del embarazo como después del nacimiento del bebé, lo que sugiere que los incentivos pueden ser una parte útil de un enfoque integral para ayudar a las mujeres embarazadas a dejar de fumar.

"Dejar de fumar durante el embarazo es lo mejor que pueden hacer las mujeres para mejorar sus posibilidades de tener un embarazo saludable --recuerda--. Hacerlo después del parto también tiene grandes beneficios para los bebés, al evitar la exposición al humo de segunda mano".