Publicado 23/03/2020 17:15:24 +01:00CET

Recomendaciones para el día a día de personas con demencia durante el confinamiento

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fundación ACE han dado una serie de recomendaciones para mejorar el bienestar de las personas con demencia durante el confinamiento decretado por el estado de alarma con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus. Según estos expertos, las rutinas horarias, las actividades de estimulación y los hábitos son aspectos fundamentales que se deben tener en cuenta.

Las personas con demencia o Alzheimer habitualmente tienen configurada una rutina que les permite funcionar con cierta autonomía el máximo tiempo. Sin embargo, por el aislamiento, de repente se ha interrumpido. "Se trata de una situación difícil para todos, pero para una persona con demencia, la pérdida de esta rutina puede desembocar en situaciones difíciles de gestionar, como pueden ser la irritabilidad, la agresividad, la desorientación o la tristeza", indican estos expertos.

En primer lugar, apuestan por seguir un horario adaptado a la situación: "Es un momento excepcional y, por tanto, el horario también debe reflejarlo. Teniendo en cuenta que debemos estar todo el día en casa y no tenemos tantas actividades que realizar, no es necesario madrugar, pero sí establecer un horario para levantarse. Por la noche, es importante mantener el horario habitual para ir a dormir y preservar, así, los hábitos del sueño, ya que evitará que durante el día sufran cansancio". En este sentido, recuerdan que se deben mantener al máximo posible todos los hábitos.

También piden alimentarse de forma saludable, evitando comidas pasadas, ya que en días de confinamiento se consume menos energía y, por tanto, se necesita menor ingesta calórica. "Se debe asegurar que la alimentación sea rica en fibra para evitar el estreñimiento ante la caída de la actividad física. Es importante, asimismo, seguir una buena hidratación durante el día y acompañar también a la persona afectada en la toma adecuada de la medicación", agregan.

De la misma manera, relatan que se deben planificar ratos para la socialización: "El horario a seguir debe contemplar también algunos momentos para que las personas afectadas puedan socializar, manteniendo siempre, sobre todo las medidas adecuadas estos días: se pueden realizar videollamadas con los nietos, hermanos, amigos. Estas relaciones son importantes para minimizar el sentimiento de soledad, tanto de la persona cuidada como de su cuidador".

Las actividades de estimulación cognitiva, igualmente, también son fundamentales para que estas personas se mantengan activas mentalmente. Algunos ejemplos son hacer sudokus, leer en voz alta, copiar poemas o textos o ejercicios de palabras. También se pueden realizar activades creativas, como hacer ganchillo, manualidades tipo origami o puntos de libro, o, en el caso de los que están en una fase más avanzada, pintar una cajita o recortar figuras de revistas.

A las personas afectadas con demencia, estos expertos recomiendan hacerles partícipes en tareas sencillas del hogar, como regar las plantas, barrer o poner la mesa. "El sentimiento de ser útiles para el hogar fomentará su autoestima", indican.

La actividad física también resulta importante: "Moverse y realizar cierta actividad física es importante durante el confinamiento: se puede subir escaleras o realizar ejercicios que movilicen el cuerpo dentro de las posibilidades, por ejemplo bailar. Es recomendable que estas actividades se lleven a cabo por la mañana, a ser posible intercaladas con actividades más sedentarias, y no cuando están cansados o antes de ir a dormir".

Contador