Publicado 28/04/2020 13:03CET

PVasco cree que "establecer horarios puede tener valor en algunos puntos" pero generalizarlos tiene riesgos

Dice que la celebración de fiestas no se podrán dar "tal y como las hemos conocido en veranos anteriores"

BILBAO, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera vasca de Salud, Nekane Murga, ha considerado que, aunque establecer horarios para la realización de actividades en la calle "puede tener valor en algunos puntos y actividades", su generalización tiene "sus riesgos" y ha apostado por establecer las distintas medidas en la llamada fase de desconfinamiento con un modelo "de proximidad". En este sentido, ha advertido de que adoptar "medidas provinciales o tan generales puede llevar en ocasiones a limitar actividades que realmente podrían estar permitidas con bajo riesgo y, sin embargo, permitir otras que sí lo tengan".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, la consejera de Salud ha confiado en que la evolución de la pandemia de covid-19 permita ir realizando "poco a poco" más actividades "sociales, laborales y de todo tipo". En todo caso, ha insistido en que "lo que hagamos hoy es lo que nos va a permitir abrir nuevas posibilidades o no en la semana próxima".

Murga ha reiterado la apuesta del Gobierno Vasco por un modelo de "seguimiento local próximo a las personas" en las medidas que se vayan adoptando, estando "muy próximos en el control epidemiológico". "Creemos que ésta es la fórmula", ha insistido la consejera, que ha indicado que Euskadi quiere "tener capacidad de decisión porque contamos con datos propios" de sus recuentos, vigilancia epidemiológica y alarmas tempranas.

Preguntada por la posibilidad de que el Gobierno central decida regular las salidas para pasear o hacer deporte por horarios, ha considerado que "no se puede regular de igual forma los diferentes lugares". "No es lo mismo el parque Txurdinaga que Kuartango. No es lo mismo realizar deporte en un área rural, en la Concha o en Sansomedi. Los horarios para algunos puntos y en algunas actividades pueden tener valor, pero la generalización tiene sus riesgos", ha apuntado.

De este modo, ha apostado por un modelo de "más proximidad" y también ha señalado que, aunque en el Estado se propugna un modelo provincial para la fase de desescalada, en la práctica "uno se da cuenta que no lo mismo en Álava la ciudad de Vitoria, Kuartango o La LLanada".

"Todos tenemos ser conscientes de que tenemos que tener estas alarmas e identificar estos focos, poner medidas par estos focos y el Metro de Bilbao puede precisar medidas diferentes que el Puente Colgante", ha insistido.

De este modo, la consejera ha insistido en que "tomar medidas provinciales o tan generales pueden llevar a en ocasiones encorsetar y limitar actividades que realmente podrían estar permitidas con bajo riesgo y, sin embargo, permitir otras que sí lo tengan".

FIESTAS

Por otro lado, Murga ha augurado que las fiestas de las distintas localidades no se podrán dar "tal y como las conocido en veranos anteriores". "Vamos a tener que reintentarnos y disfrutar de forma diferente", ha indicado la consejera, que ha incidido en que "las grandes multitudes" que se daban habitualmente en estos festejos, "desde el punto de vista de control de epidemia, son de muchísimo riesgo". No obstante, ha insistido en que "existen otras formas de actividad social y de festejo".

Del mismo modo, ha advertido de que "las aglomeraciones en la playa como en veranos anteriores es algo que se debería evitar" en la actual situación.

BARES Y COMERCIOS

En relación a la apertura de bares y comercios, ha afirmado que las medidas serán "escalonadas" y habrá que ver "cómo responde el virus" a las diferentes medidas que se adopten. "El comercio y los bares es un sector imprescindible para esta sociedad. Y en cuanto tengamos una situación epidémica y de seguimiento progresiva y escalonada, por supuesto, de forma ordenada, serán sectores que podrán empezar a tener su actividad", ha apuntado.

Preguntada si esta apertura podría producirse en mayo o junio, ha eludido "dar fechas o hablar del futuro" para no crear expectativas que luego no se cumplan "porque es algo realmente complicado de valorar". No obstante, ha indicado que, teniendo en cuenta lo que ocurre en otros países, "es probable que en esos meses se puedan abrir pero siempre que la epidemia esté controlada y por supuesto con medidas de seguridad".