Publicado 07/06/2021 19:00CET

Un procedimiento mínimamente invasivo por ultrasonidos reduce la presión arterial en pacientes con hipertensión

Archivo - Hipertensión, fonendoscopio, corazón, electrocardiograma
Archivo - Hipertensión, fonendoscopio, corazón, electrocardiograma - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ALEXANDER RATHS

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Reino Unido han descubierto que un procedimiento mínimamente invasivo que se dirige a los nervios cercanos al riñón reduce significativamente la presión arterial en pacientes con hipertensión.

El estudio, publicado en 'The Lancet' y presentado en la reunión del American College of Cardiology, sugiere que el procedimiento podría ofrecer esperanza a los pacientes con presión arterial alta que no responden a los tratamientos recomendados (hipertensión resistente) y tienen un riesgo mucho mayor de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Se trata de una intervención, llamada 'denervación renal', que utiliza energía de ultrasonido para interrumpir los nervios entre los riñones y el cerebro que transmiten señales para controlar la presión arterial.

El estudio investigó a 136 pacientes que fueron asignados al azar para recibir una denervación renal o un 'procedimiento simulado', el equivalente quirúrgico de un placebo. El sitio del ensayo en el Reino Unido en el Hospital St Bartholomew's fue el mayor reclutador de pacientes del mundo, y también participaron pacientes en los Estados Unidos, Francia, Alemania, los Países Bajos y Bélgica.

El trabajo mostró que la denervación renal condujo a un efecto reductor de la presión arterial significativo y seguro después de dos meses en pacientes que estaban tomando al menos tres medicamentos diferentes para reducir la presión arterial. Se encontró que redujo la presión arterial en 8.0 mmHg, que fue una caída de 4.5 mmHg mayor en comparación con los pacientes que se sometieron al procedimiento simulado.

"Este es probablemente uno de los estudios más importantes en el campo de la hipertensión que está surgiendo en la era pandémica. Es concebible que la denervación renal pueda convertirse en un tratamiento opción para pacientes con hipertensión en un futuro muy cercano y el Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención (NICE) reevaluará la tecnología en función de los conjuntos de datos recientes en los próximos meses", han dicho los investigadores.