Publicado 18/05/2021 14:03CET

El problema del infradiagnóstico en la enuresis, agravado por la pandemia

Archivo - Los niños con enuresis a menudo viven esta experiencia de forma traumática.
Archivo - Los niños con enuresis a menudo viven esta experiencia de forma traumática. - KOS COMUNICACIÓN - Archivo

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El jefe de Urología del Hospital Santa Cristina de Madrid, el doctor Juan Carlos Ruiz de la Roja, ha advertido del infradiagnóstico de la enuresis, que se ha visto agravado por la pandemia, lo que podría implicar que los niños sigan orinando en la cama cuando lleguen a la adolescencia o la edad adulta.

"Todavía personas de más de 20 años se siguen orinando en la cama, lo que demuestra que algo no se está haciendo bien en estos pacientes", ha señalado el especialista. "Es un problema que, si se diagnostica y se trata adecuadamente, se puede resolver el problema en el 100 por ciento de los casos", ha afirmado. Por el contrario, si no se trata, la enuresis no siempre se resuelve por sí misma, "pudiendo llegar a la adolescencia o la edad adulta con implicaciones aún más graves", ha remachado.

Asimismo, este infradiagnóstico se ha visto agravado por la pandemia de Covid-19, ya que hay muchos casos que no se están detectando. "A la insuficiente atención, se suma la actual situación sanitaria derivada de la pandemia y el confinamiento, que ha provocado que muchos niños no hayan podido visitar regularmente a su pediatra", expresa.

Así, el especialista, que también es director del Instituto Urológico Madrileño, ha recordado que más de 500.000 niños en España sufren enuresis, lo que supone que el 16 por ciento de los niños de 5 años, el 10 por ciento de los de 6, y el 7,5 por ciento de los de 10 años de edad se hacen pis en la cama regularmente.

Este problema tiene importantes repercusiones en el niño, "como un gran impacto emocional, en su autoestima; su comportamiento social y su rendimiento escolar; muchos niños incluso no salen de casa, no acuden a campamentos de verano y no duermen fuera de su casa, con amigos o familiares, para que no se conozca su problema", asegura el experto, que añade que los que finalmente lo hacen pasan noches sin dormir o durmiendo muy poco porque el sueño supone "su peor pesadilla, que es orinarse encima", ha indicado Ruiz de la Roja.

La Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) apoya el planteamiento del doctor Ruiz de la Roja, al asegurar que "la enuresis nocturna se puede considerar un problema importante de salud, posiblemente, infradiagnosticado y, por lo tanto, infratratado". De esta forma, su diagnóstico precoz y tratamiento pueden ayudar a estos niños a mejorar su calidad de vida. "Es un motivo frecuente de consulta en pediatría, aunque insuficientemente atendido desde el punto de vista científico", advierten.

Concretamente, la enuresis es definida como "la eliminación nocturna, involuntaria y funcionalmente normal de orina que ocurre a una edad en la que cabe esperarse en el niño un control voluntario de la micción; es decir, mojar la cama durante el sueño, sin despertar, pasados los 5 años".

Llamar la atención sobre la dolencia es primordial para los pediatras, pues hay que añadir la dificultad en la detección de estos niños porque sus padres, probablemente enuréticos en su infancia, no conocen la existencia de tratamiento médico ni lo asocian a un problema pediátrico; algo "incomprensible", a juicio de esta sociedad médica, cuando el primer estudio mundial de asociación del genoma (GWAS, por sus siglas en inglés) en la enuresis indica que la enuresis es probablemente hereditaria. "El riesgo de orinarse en la cama es entre 5 y 7 veces mayor entre los niños con un padre enurético y aproximadamente 11 veces más si ambos padres mojaron la cama", afirman.

La valoración física por el pediatra o urólogo, la detección de posibles enfermedades asociadas, la realización de un diario miccional, el tratamiento farmacológico o el tratamiento funcional son las pautas para el correcto diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, según la SEPEAP.

"En la mayoría de los casos, la enuresis nocturna es causada por una sobreproducción de orina por la noche o una capacidad reducida de la vejiga. La incapacidad de despertar puede ser otra causa", afirma la SEPEAP, que añaden que las causas pueden ser psicológicas en un 10 por ciento de los casos.

En este contexto, es importante saber que la enuresis está asociada a otras enfermedades. "Con frecuencia, existe comorbilidad, habiéndose comprobado una estrecha relación con otras patologías, como estreñimiento, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS)", aseguran, por lo que es importante prestarle la debida atención y descartar patologías más graves. Por eso, recomiendan, si un niño moja la cama de manera regular pasados los 5 años, es importante consultar al pediatra.

Contador