Publicado 13/08/2021 14:31CET

PP reclama al Gobierno un protocolo de detección y atención del trastorno del espectro autista

La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, se reúne con el director gerente de APTACAN, Alberto Baliñas , y Carlos López, padre de un niño de tres años diagnosticado de autismo.
La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, se reúne con el director gerente de APTACAN, Alberto Baliñas , y Carlos López, padre de un niño de tres años diagnosticado de autismo. - PP

SANTANDER, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha reclamado al Gobierno un protocolo de detección precoz y atención del trastorno del espectro autista (TEA) en la comunidad y extender, como mínimo, hasta los seis años la atención temprana que presta el Servicio Cántabro de Salud (SCS), haciendo compatible esta terapia con la escolarización en el ciclo de Infantil.

Buruaga ha anunciado que el Grupo Parlamentario 'popular' ha registrado una proposición no de ley en el Parlamento que incluye varias propuestas para mejorar y avanzar en la atención a las personas con TEA, unas 5.000 en Cantabria.

Esta iniciativa surge de la reunión mantenida por la presidenta con el director gerente de la Asociación de Padres del Síndrome de Trastorno del Espectro Autismo de Cantabria (APTACAN), Alberto Baliñas, y con Carlos López, padre de Alejandro, un niño de tres años diagnosticado de autismo que "en Cantabria no recibe la atención pública y los apoyos que necesita".

Según ha explicado Buruaga, Cantabria es una de las comunidades en las que "los servicios públicos apenas han desarrollado unidades especializadas", cuando es "una de las claves" de la intervención en este tipo de pacientes.

A su juicio, a la "falta" de especialización se suma la "ausencia" de coordinación entre los distintos ámbitos de intervención (sanidad, educación y servicios sociales) y los diferentes niveles asistenciales, lo que "dificulta" el diagnóstico y la detección precoz, "fundamental" en la atención temprana, así como los diferentes tratamientos.

"La consecuencia es que las familias se ven abocadas a buscar diagnóstico y tratamiento fuera de la comunidad autónoma, como es el caso del hijo de Carlos, que recibe terapia en Oviedo, lo que agrava su situación y su sufrimiento", ha lamentado.

Así, de acuerdo con las demandas de las familias y entidades, el PP ha reclamado al Gobierno el desarrollo de la estrategia nacional en trastorno del espectro del autismo, aprobada por el Ejecutivo del PP en 2015, puesto que "a diferencia de otras comunidades autónomas en Cantabria no se ha avanzado nada desde entonces.

La presidenta ha explicado que es "necesario" un plan de acción propio con medidas y acciones concretas, recursos y presupuesto. "Necesitamos concienciar y sensibilizar a la sociedad sobre el TEA, trabajar en la accesibilidad de las personas que lo padecen, promover la investigación y formar a profesionales para una detección precoz y una atención coordinada", ha dicho.

Además, ha pedido al Ejecutivo en su iniciativa la "urgente" elaboración de un protocolo de detección precoz y atención del trastorno del espectro del autismo, que incluya, entre otros aspectos, un proceso de cribado, un centro de valoración y diagnóstico especializado y los canales de derivación asistencial y coordinación sociosanitaria para garantizar una intervención temprana y una atención especializada, integral e integrada.

"Si no hay diagnóstico no hay discapacidad ni ley de dependencia, ni recursos ni ayuda y la intervención temprana en los menores es clave para alcanzar una vida autónoma", ha destacado la presidenta, quien ha explicado que no se trata tanto de crear nuevos recursos sociosanitarios como de "ordenar adecuadamente los que tenemos", de fomentar su especialización, y de coordinarlos "con eficacia y eficiencia"; y de "ahorrar un tiempo que es precioso en las personas con TEA", pero también "sufrimiento" y costes económicos añadidos a las familias.

Además, el PP ha reclamado que se extienda la atención temprana que presta Atención Primaria como mínimo hasta los seis años, haciéndolo compatible con la ecolarización en el ciclo de Infantil porque la estimulación y la socialización son imprescindibles y se trata de un trastorno que se diagnostica, en el mejor de los casos, entre los 18 y los 24 meses, lo que en la práctica supone reducir los servicios especializados que presta la unidad de atención temprana a unos meses.