Posición lateral de seguridad: cuándo emplearla y por qué salva vidas

POSICIÓN LATERAL DE SEGURIDAD, ACCIDENTE, DESMAYO, PRIMEROS AUXILIOS
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / HIGHWAYSTARZ - Archivo
Publicado 12/02/2019 8:44:33CET

   MADRID, 12 Feb. (EDIZIONES) -

   Algunos accidentes y enfermedades pueden afectar al nivel de conciencia de una persona y llegar incluso a producir que no responda a ningún estímulo. En estos casos es importante saber cómo actuar para prevenir las complicaciones de este estado de inconsciencia y detectar si se encuentra en situación de parada cardiorrespiratoria.

   El Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona aconseja en este sentido pedir ayuda en voz alta, lo primero, a aquellas personas que puedan encontrarse en nuestro entorno. Después se ha de comprobar si la persona respira o no, abriendo la vía aérea y mirando si mueve el pecho y acercando nuestra cara a la suya para oír y sentir su respiración.

   En caso de que comprobemos que la persona respira hemos de colocarlo en posición lateral de seguridad. Según explica Cruz Roja Española, se trata de una posición de espera en víctimas que no tienen un correcto estado de conciencia (pérdida o alteración) y que respiran de forma efectiva (respiración normal).

   El objetivo de colocar a una víctima inconsciente con respiración normal en posición lateral de seguridad es mantener abierta la vía aérea. "Esta posición evita que la lengua bloquee la vía aérea, y disminuye el riesgo de atragantamiento con secreciones, permitiendo la salida de vómitos o de fluidos por la boca en caso de ser abundantes", agrega.

   Según asegura, cuando una persona está inconsciente se queda sin tono muscular, todos los músculos del cuerpo se relajan, incluida la lengua, de forma que si la persona está boca arriba puede que la lengua bloquee la tráquea y cierre las vías respiratorias provocando una parada cardiorrespiratoria. A través de esta posición la lengua no puede bloquear las vías.

   Además, subraya que esta postura es la idónea si la persona vomita, ya que así no se traga el vómito y se evitan problemas por broncoaspiración (que el vómito pase a los pulmones).

   Así, aporta una serie de indicaciones para una correcta colocación de la persona:

   1.- Retire gafas y cualquier objeto voluminoso que lleve la víctima en los bolsillos.

2.- Arrodíllese al lado de la víctima y asegúrese de que las piernas están alineadas.

   3.- Coloque el brazo más cercano a usted formando un ángulo recto con el cuerpo, con el codo flexionado y la palma de la mano hacia arriba.

   4.- Pase el otro brazo por encima del pecho y mantenga el dorso de la mano contra la mejilla que está más cercana; manténgala en esta posición.

   5.- Con la otra mano coja la rodilla de la pierna más lejana y levántela manteniendo el contacto del pie con el suelo.

   6.- Manteniendo la mano presionada sobre la mejilla tire con la otra mano de la pierna más alejada para hacer girar a la víctima hacia usted sobre su costado

   7.- Ajuste la pierna superior para que la cadera y la rodilla formen un ángulo recto. Recoloque la cabeza hacia atrás para garantizar la apertura de la vía aérea, si es necesario.

   8.- Recoloque la mano bajo la mejilla, si es necesario, para mantener sujeta la cabeza.

   9.- Compruebe la respiración con regularidad.

   10.- Abrigue a la víctima para evitar pérdida de calor corporal.

Contador