Publicado 11/06/2021 11:16CET

La pandemia de Covid-19 ha reducido un 21% el diagnóstico de casos de melanoma

Archivo - El impacto de la Covid 19 en la detección precoz del melanoma
Archivo - El impacto de la Covid 19 en la detección precoz del melanoma - JUNTA - Archivo

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La pandemia de Covid-19 ha ocasionado un descenso diagnóstico del
21 por ciento de los casos de melanoma, según datos recogidos por la Coalición Global para la Defensa del Paciente con Melanoma en una encuesta realizada a más de 700 dermatólogos de todo el mundo.

Además, se ha observado, como así lo ha destacado el director de campañas de la Fundación Piel Sana, Agustín Buendía Eisman, que Las restricciones y confinamientos a lo largo de la pandemia han incrementado la tendencia a no acudir a las revisiones profesionales de la piel.

Cada año se diagnostican en España 5.000 casos de melanoma, la mitad de los cuales se realizan en consulta ambulatoria dermatológica en nuestro país son de patología tumoral. Por este motivo, la Fundación Piel Sana de la AEDV, a través de la 'Campaña Euromelanoma', ha insistido en la importancia de la fotoprotección y la autoexploración para evitar su aparición y promover su curación.

"Sólo con prevención primaria, a través de hábitos saludables ante el sol se puede reducir la incidencia del cáncer de piel, mientras que con prevención secundaria, mediante una detección precoz, pueden reducirse las cifras de mortalidad de melanoma y de otros tipos de cáncer de piel, así como evitar casos de cáncer avanzado", ha dicho el doctor.

Asimismo, y en el marco de la 'Campaña Euromelanoma 2021', la Fundación Piel Sana de la AEDV ha lanzado 'Misión Amarte', una iniciativa destinada a difundir un mensaje de autoprotección y cuidado.
Para ello, se propone a los ciudadanos dibujarse un corazón o utilizar el filtro de Instagram ('@fundacionpielsana'), hacerse una foto y compartirla en las redes sociales acompañada de una referencia sobre la importancia de la prevención de cara a la exposición solar y de las autoexploraciones para detectar a tiempo el cáncer de piel.

"Desde la fundación se ha querido poner el foco esta edición en la capacidad que tiene cada ciudadano para prevenir este tipo de tumores. Se trata de crear un movimiento para salvar vidas", ha destacado el doctor Buendía Eisman.

Aunque la campaña también se caracteriza por una semana de exploraciones de la piel de la población por parte de los dermatólogos de la Fundación Piel Sana de la AEDV, en esta ocasión se ha decidido prescindir de las exploraciones presenciales por cautela ante la situación actual.

La llegada del verano y las medidas adecuadas de prevención Los meses veraniegos se acercan a la par que la caída de las restricciones y los cierres perimetrales de la mayoría de los territorios, de manera que la recuperación del ocio estival y las escapadas a la playa van a estar muy marcadas por las exposiciones solares directas propias de la época.

DISFRUTAR DEL SOL CON RESPONSABILIDAD

En este contexto, la fotoprotección vuelve a ser esencial y a estar más presente que en cualquier otro periodo del año. Cabe destacar que tanto la radiación ultravioleta UVB como la UVA inducen daño en la piel, dando lugar a un proceso fisiopatológico que juega un papel importante en el desarrollo de cáncer de piel y en el envejecimiento prematuro.

Por tanto, evitar la quemadura es crucial, ya que el riesgo de melanoma en la edad adulta se duplica si en la infancia o adolescencia se sufrieron quemaduras. Los dermatólogos de la Fundación Piel Sana de la AEDV recuerdan a la población la importancia de establecer unos hábitos adecuados frente a la radiación solar para poder aprovechar sus beneficios y minimizar sus riesgos.

Para ello, los expertos aconsejan utilizar ropa de trama tupida, no elásticos, preferiblemente de algodón y color oscuro; beneficiarse de otros complementos que actúen de barrera, como pueden ser las gorras, los sombreros de ala, los pañuelos o las gafas de sol; y evitar la exposición durante las horas centrales del día, es decir entre las 12.00 horas y las 16.00 horas.

Además, ha recomendado hacer uso de las sombras: árboles, sombrillas o toldos; evitar quedarse dormido al sol; hidratarse por dentro (bebiendo al menos 1,5 litros de agua) y por fuera (aplicando crema hidratante tras la exposición solar); y aplicar un fotoprotector solar adecuado a cada tipo de piel y zona específica del cuerpo con un SPF igual o superior a 30 media hora antes de la exposición solar con la piel limpia y seca (sin olvidarse de los labios, las orejas, y el cuero cabelludo).

Otros consejos aportados por los dermatólogos para disfrutar del sol pasan por reaplicar el protector solar en abundancia y de manera uniforme cada dos horas o después del baño; recurrir a las nuevas herramientas de la AEDV para ayudarle a realizar su autoexploración mensual de la piel y aprender hábitos dermosaludables frente a los efectos dañinos del exceso de exposición solar; y acudir al dermatólogo ante cualquier cambio en la forma, el color o el tamaño de tus lunares y manchas cutáneas.