Actualizado 26/07/2012 11:21:01 +00:00 CET

Pacientes con hepatitis B crónica de seis nuevos países podrán acceder al programa PATH B

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Alianza Mundial contra la Hepatitis (la Alianza) y la Asociación Europea de Pacientes Hepáticos (ELPA) han anunciado la expansión del programa 'PATH B' en seis nuevos países para apoyar a los pacientes con hepatitis B crónica.

Se trata de un servicio educativo proporcionado y respaldado por la Alianza y la ELPA que ha sido desarrollado y financiado por Bristol-Myers Squibb. Los países en los que ya está disponible este programa son España, Italia, Portugal, Rusia, Taiwán y Turquía, además del Reino Unido, donde fue lanzado en 2011. A lo largo de 2012 está previsto que el programa llegue a otros países como Francia, Bélgica, Alemania, Grecia, Corea del Sur y a países del Golfo Pérsico.

Y es que, entre 350 y 400 millones de personas en todo el mundo padecen hepatitis B crónica, una enfermedad incurable en la mayoría de los casos que puede desembocar en complicaciones como el cáncer de hígado. Sin embargo, y a pesar de su alta incidencia, existe una importante carencia de recursos fiables de información para pacientes y sus cuidadores.

"Los pacientes con hepatitis B crónica a menudo tienen un conocimiento muy limitado de los factores de riesgo que pueden provocar la infección, cómo se transmite y cómo convivir con la enfermedad. Gracias a la implantación del programa 'PATH B' en diferentes países ahora estamos más cerca de informar y educar a las personas de todo el mundo sobre cómo protegerse de esta infección", ha explicado la presidenta de la ELPA, Tatjana Reic.

Este programa es una hoja de ruta para el paciente con hepatitis B crónica que le va guiando en todas las fases de la enfermedad, desde el diagnóstico hasta el tratamiento. Además, según ha explicado la secretaria de la Associació Catalana de Malalts d'Hepatitis (ASSCAT), Josefina Cristofol, se trata de una patología "muy compleja" tanto desde el punto de vista del paciente y su familia como para muchos médicos de Atención Primaria.

Por tanto, la educación y la información sobre la hepatitis B crónica son los mejores aliados en el tratamiento a largo plazo de esta enfermedad. En este sentido, el objetivo del programa 'PATH B' es ayudar a los colectivos en riesgo y a aquellas personas ya infectadas con la hepatitis B crónica a comprender los riesgos del virus y las vías de transmisión, así como las mejores formas de convivir con la enfermedad.

Asimismo, también pretende mejorar la relación y el diálogo entre pacientes y médicos con el fin de conseguir mejores respuestas en el tratamiento y mantener la adherencia a largo plazo.

"El programa 'PATH B' es un ejemplo del compromiso de Bristol-Myers Squibb con las expectativas de los pacientes con hepatitis B crónica ya que intenta proporcionar programas de ayuda. Entendemos, además, que jugamos un papel importante para detectar las necesidades de esos pacientes, por eso trabajamos conjuntamente con organizaciones profesionales, médicos y los propios pacientes", ha indicado el presidente de Bristol-Myers Squibb Europa, Ron Cooper.