Oftalmóloga advierte de que algunos problemas oculares "sólo tienen solución en los primeros años de vida"

Revisión ocular pediátrica en la clínica Miranza en Málaga
Revisión ocular pediátrica en la clínica Miranza en Málaga - MIRANZA
Publicado: viernes, 17 noviembre 2023 13:07

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

La especialista en oftalmología pediátrica de la clínica malagueña de Miranza, la doctora Luz Ángel Muñoz, subraya la importancia del control de las patologías de la niñez ya que algunos de estos defectos "sólo tienen solución en los primeros años de vida".

Según apuntan especialistas de Miranza, el 50 por ciento de los niños que necesita gafas en edad escolar en España, no las usa por desconocimiento de sus padres. La clínica pone el foco en estos datos y subraya la importancia de concienciar a la población sobre la necesidad de cuidar la vista de los más pequeños, especialmente durante los primeros años de vida, cuando se lleva a cabo el desarrollo visual, que finaliza entre los 8 y 10 años.

La doctora Muñoz afirma que "la visión que no llega a desarrollarse durante los primeros años de vida no puede alcanzarse tampoco en la edad adulta. El diagnóstico y tratamiento de los diferentes trastornos visuales será especialmente importante antes de que finalice el proceso madurativo de la vista, sobre todo si hay antecedentes familiares".

Los problemas de visión más habituales en niños son el ojo vago, un problema de visión que consiste en la disminución de la capacidad visual en uno o ambos ojos; el estrabismo, una desviación ocular que se produce por una alteración en el control del movimiento de los ojos; y los defectos de refracción como la miopía, una patología que consiste en la buena visión de cerca y la visión borrosa de lejos; la hipermetropía, un trastorno que puede ocasionar una vista cercana borrosa, afectando la capacidad de enfoque; y el astigmatismo, una visión distorsionada y borrosa a cualquier distancia.

Aunque algunas de estas patologías son difíciles de identificar a simple vista, los oftalmólogos recuerdan la importancia de detectar signos de alerta como la irritación y el picor de ojos, el lagrimeo, la sensibilidad a la luz, si el niño desvía los ojos o demuestra problemas en la visión próxima o lejana.

Asimismo, los especialistas recomiendan tener en cuenta una serie de medidas preventivas que incluye fomentar la realización de actividades al aire libre, minimizar el uso de dispositivos móviles, comprobar que haya una buena iluminación a la hora de jugar o estudiar y cuidar una alimentación equilibrada.