Nuevo enfoque para el tratamiento de la tos crónica

Gripe, resfriado, constipado, constiparse, mujer tosiendo, toser, tos
Europa Press - Archivo
Publicado 10/09/2018 13:08:09CET

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El hecho de añadir los conceptos de reflujo laringofaríngeo y de hipersensibilidad laríngea a la interpretación de los mecanismos que originan la tos crónica ha permitido constituir un nuevo enfoque para el diagnóstico y el manejo de la afección, según ha indicado el miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), el doctor Christian Domingo, en el marco del 51 Congreso de la organización.

La tos crónica persiste más de ocho semanas, mientras que la subaguda dura entre tres y ocho semanas. La aguda, por su parte, dura menos de tres semanas. La tos es un reflejo protector del aparato respiratorio, ya que permite la expulsión de secreciones e impurezas de la vía aérea y la laringe. Consiste en una salida de aire súbita y explosiva a través de la glotis.

De forma clásica, se ha atribuido el origen de la tos crónica a tres factores desencadenantes: el drenaje o goteo nasal posterior, el reflujo gastroesofágico o a la inflamación crónica de la vía aérea, como ocurre en el asma o en la bronquitis eosinofílica. Otra de las causas identificadas es el uso de algunos fármacos, entre ellos los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina o los betabloqueantes, así como causas ambientales u ocupacionales.

El doctor Domingo ha expuesto que, "hoy en día, la tos crónica se explica en gran parte por un fenómeno neuropático que empieza en los receptores nerviosos sensitivos periféricos del nervio vago, a nivel eminentemente de la laringe, y que comporta una respuesta exagerada del centro de la tos en el sistema nervioso central".

Por lo tanto, "la tos crónica ha pasado de considerarse una respuesta anatómica, en la que cada órgano afectado responde de una manera determinada ante los estímulos de recibe, a una visión fisiológica según la cual la tos crónica sería una respuesta neurológica unitaria ante afecciones de distinto origen anatómico", según ha explicado el doctor Domingo.

La respuesta neurológica unitaria a la que alude el especialista puede manifestarse en forma de fenómenos de hipertusia, la reacción exagerada ante estímulos mínimos, o alotusia, la tos en ausencia de estímulos. Tanto la hipertusia como la alotusia son estados clínicos que se agrupan bajo el concepto de síndrome de la hipersensibilidad laríngea.

"El mecanismo neurológico de la tos humana se origina, pues, en una estimulación de las terminaciones de las neuronas que convergen en el centro de la tos, lo que evidentemente tiene implicaciones terapéuticas", ha completado el doctor Domingo.

NUEVAS TERAPIAS

Por lo tanto, a raíz de esta nueva hipótesis, se han introducido nuevas terapias, como la logopedia y los fármacos neuromodulares, ha dicho el doctor Domingo.

En cuanto a la logopedia y en particular el uso de técnicas de rehabilitación local han aportado resultados "esperanzadores", según investigaciones recientes. El mecanismo en el que se basa se debe a la disminución de la sensibilidad del arco reflejo de la tos con una disminución de la urgencia de toser y un aumento del umbral de la tos.

Al respecto, autores como Vertigan han demostrado beneficios de la logopedia en un 88 por ciento de los casos frente a un 14 por ciento del grupo placebo en el tratamiento de la tos crónica. Asimismo, "parece ser vital el tratamiento, en ocasiones agresivo, si hace falta, del reflujo gastroesofágico en sus diversas modalidades: ácido, básico o gaseoso", ha señalado el experto.

Los fármacos neuromodulares se ha introducido de forma reciente debido al efecto que pueden tener a diversos niveles sobre los receptores sensoriales. De hecho, la nueva visión de la tos crónica como un tratorno neuropático que tiene similitudes anatómicas y fisiopatológicas con el circuito del dolor crónico explica que los pacientes con dolor crónico o tos crónica responden más intensamente que los sanos a un estímulo doloroso o tusígeno y que, por tanto, los fármacos neuromoduladores puedan tener un papel en su manejo.

"Teniendo en cuenta el hecho de que con frecuencia coinciden trastornos fisiopatológicos a distintos niveles, es recomendable en muchos casos desde el principio una pauta de tratamiento multifactorial", ha subrayado el doctor Domingo.

Tradicionalmente, se ha abordado la tos crónica con un tratamiento etiológico de las tres causas clásicas de la tos crónica. Sin embargo, hasta dos tercios de los pacientes no consiguen mejorar del todo su tos crónica con un enfoque terapéutico clásico. Ocurre porque la tos no tiene un origen unifactorial, sino multifactorial, lo que ya fue puesto de manifiesto en estudios publicados hace unos años.

La tos crónica tiene una prevalencia variable en la población general de enre el 3,3 por ciento y el 12 por ciento. Posiblemente en nuestro medio, un 7 por ciento de la población general presente tos crónica, según ha publicado el doctor Domingo en la 'Revista Asma', la revista científica de SEPAR dedicada al asma.