Publicado 15/06/2020 14:51CET

No es necesario suspender la medicación en pacientes con esclerosis múltiple infectados de COVID-19

La plataforma calcula volúmenes y realiza tractografías cerebrales, para diagnosticar enfermedades como el Alzheimer, la demencia, la epilepsia o la esclerosis múltiple.
La plataforma calcula volúmenes y realiza tractografías cerebrales, para diagnosticar enfermedades como el Alzheimer, la demencia, la epilepsia o la esclerosis múltiple. - HOSPITAL DE BEATA MARÍA ANA - Archivo

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un estudio del Hospital Brigham and Women's (Estados Unidos) en cinco pacientes con esclerosis múltiple (EM) que desarrollaron COVID-19 mientras tomaban la terapia oral modificadora de la enfermedad, la teriflunomida, y continuaron tomando la medicación, ha evidenciado que no es necesario suspender esta terapia. Los cinco pacientes tuvieron resultados favorables, con su COVID-19 tomando un curso leve y sin experimentar una recaída de su EM.

"El manejo de la EM durante la pandemia de COVID-19 ha planteado muchas preguntas. Nuestras observaciones en estos cinco pacientes sugieren que la teriflunomida puede no necesitar ser suspendida en pacientes con EM que desarrollan una infección activa por COVID-19. También discutimos los posibles efectos antivirales directos de la teriflunomida", explica Rohit Bakshi, autor principal de la investigación, que se ha publicado en la revista 'Journal of Neurology'.

En este estudio internacional y multicéntrico, los investigadores analizaron a cinco pacientes, de edades comprendidas entre los 52 y los 79 años, que habían estado tomando teriflunomida durante al menos seis meses. Los pacientes continuaron su terapia con teriflunomida después del diagnóstico de COVID-19 y tuvieron una enfermedad autolimitada sin experimentar una recaída de la EM.

El tratamiento de la EM suele requerir una terapia a largo plazo, a menudo con medicamentos inmunomoduladores o inmunosupresores. La teriflunomida modula la respuesta inmunológica reduciendo selectivamente el nivel de linfocitos T y B activados sin suprimir la respuesta inmunológica completa del cuerpo. Una posibilidad es que la teriflunomida pueda prevenir una respuesta inmune excesiva mientras mantiene una defensa adecuada contra el virus. Los autores también discuten los datos preclínicos que sugieren que el fármaco podría reducir la síntesis de nucleótidos virales en las células infectadas.

La serie de casos fue pequeña, retrospectiva, abierta, no controlada y no aleatoria, y los autores afirman que es necesario realizar estudios futuros para comprender qué papel, si es que lo hay, puede desempeñar la terapia con teriflunomida en la infección por COVID-19, ya que la recuperación del paciente puede no estar relacionada con el tratamiento.

"Puede ser necesario un delicado equilibrio en la respuesta inmunológica del huésped para afrontar con éxito la infección por COVID-19. Se justifican estudios adicionales para comprender mejor la relación entre el tratamiento con teriflunomida y los resultados para los pacientes de EM con COVID-19", concluye Bakshi.

Para leer más