Actualizado 08/09/2010 14:48 CET

La mitad de los niños con enfermedades reumáticas las arrastrará en la edad adulta, según experta

Valencia acoge el XVII Congreso de la Sociedad Europea de Reumatología Pediátrica

VALENCIA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

La mitad de los niños con enfermedades reumáticas las arrastrará en la edad adulta, de hecho, a pesar de que "una gran parte" de las enfermedades reumáticas esté asociada a una edad avanzada en el paciente, existe "un amplio número" de ellas que afectan a los niños y presentan unas características propias que les definen y diferencian del adulto, según ha informado presidenta del XVII Congreso de la Sociedad Europea de Reumatología Pediátrica, Inmaculada Calvo, que se celebrará en Valencia del 9 al 12 de septiembre.

Por una parte, se encuentra la artritis idiopática juvenil (AIJ), que reúne varias formas clínicas, a diferencia de la artritis reumatoide del adulto, y cuya manifestación clínica es la artritis junto con la afectación ocular con o sin manifestaciones sistémicas. Ésta es, además, la enfermedad más frecuente dentro de la reumatología pediátrica, ha explicado.

A la AIJ le siguen en frecuencia las enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso juvenil, cuya presentación en edades tempranas marca un peor pronóstico que en el adulto, las vasculitis y las enfermedades inflamatorias, que son patologías propias de la edad pediátrica. De hecho, cuatro de cada mil niños padece alguna de estas enfermedades y hasta la mitad de ellos las arrastrará en la edad adulta.

Más de mil expertos participarán en el XVII Congreso de la Sociedad Europea de Reumatología Pediátrica (PRES), en el que se tratarán los últimos avances en este campo, como el metabolismo óseo en la infancia, las bases genéticas y biológicas de las dolencias autoinmunes o la importancia de la rehabilitación.

En el marco de este importante evento científico se celebrará también el VIII Congreso de la Sociedad Española de Reumatología Pediátrica (SERPE), en el que se abordarán diferentes aspectos de enfermedades como la vasculitis o el lupus en los niños.