Publicado 17/06/2020 14:22:05 +02:00CET

Los médicos se muestran en contra de realizar pruebas diagnósticas a toda la población

Prueba analítica de coronavirus.
Prueba analítica de coronavirus. - NARVIKK/GETTY - Archivo

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) se ha mostrado en contra de realizar pruebas diagnósticas del Covid-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus, a toda la población porque "no aporta" valor sanitario y suponen un uso "ineficiente" de los recursos públicos.

Y es que, a juicio del organismo, la información epidemiológica que aporta puede conseguirse con una muestra de población, evitándose que las molestias y los costes se multipliquen, y porque, además, la información individual que se obtiene de estas pruebas puede ser equívoca.

En concreto, el CGCOM ha explicado que en las pruebas en las que se detectan anticuerpos (IgG+) no se puede asegurar que las personas estén "eficazmente inmunizadas", ni cuánto tiempo durará esta inmunidad. Además, en el caso de los 'Falsos +' el individuo es "totalmente susceptible" al contagio, aunque el resultado le hace creer que ya pasó la enfermedad y está protegido.

En los que no se detectan anticuerpos (IgG-), la organización ha avisado de que "no significa que no haya tenido contacto con el virus", o incluso que esté en las fases iniciales de la enfermedad. "Es necesaria mucha cautela para saber cómo interpreta esta población la negatividad de su prueba de anticuerpos, y asegurar que mantenga su conducta de autoprotección ante el contagio", ha añadido.

Además, prosigue, una misma prueba puede realizarse con técnicas/tecnologías diversas que presentan diferentes niveles de sensibilidad y especificidad y que, en ocasiones, "no son comparables entre sí", de ahí que la valoración se deba hacer por un médico en un entorno 2 clínico concreto a partir de un informe de laboratorio que recoja aspectos interpretativos.

"Porque la aplicación masiva de las pruebas diagnósticas de anticuerpos, sin un juicio clínico que oriente su realización, reduce drásticamente el valor predictivo positivo de las pruebas diagnósticas, y sobredimensiona el efecto de los 'Falsos +' y de los 'Falsos -'", ha añadido el CGCOM, para recalcar que "el uso adecuado y efectivo de los recursos públicos es una obligación de los responsables políticos e institucionales".

Dicho esto, la organización ha recordado que en el momento actual hay "déficits importantes" de recursos en la sanidad, particularmente en Atención Primaria, Epidemiología y Salud Pública y Laboratorio, los cuales son "esenciales" para poder identificar casos, localizar contactos, gestionar el confinamiento, y hacer el seguimiento y apoyo clínico de los pacientes y sus contactos estrechos.

Al mismo tiempo, la organización ha insistido en que ese tipo de acciones generan "falsas expectativas" en la población y tienden a sustituir la responsabilidad personal de cada ciudadano por una clasificación de riesgos basadas en un resultado analítico que puede tener un valor discutible e incluso equívoco.

Por todo ello, el CGCOM se ha manifestado en contra de la realización de estos tipos de pruebas diagnósticas masivas a poblaciones, y ha hecho un llamamiento a que las direcciones de Salud Pública de las comunidades autónomas hagan prevalecer la perspectiva científica frente a las demandas de ayuntamientos y segmentos de los vecinos, que aunque son parcialmente comprensibles por la incertidumbre y el miedo existentes, no son racionales ni apropiadas, y no añaden valor desde la perspectiva de la Salud Pública.

Cabría hacer extensiva esta recomendación de "no hacer" al ámbito laboral, donde muchas empresas están realizando de forma discreta pruebas serológicas rápidas a todos sus empleados. "Igualmente en el momento actual y con la información de que se dispone, se desaconseja el concepto de pasaporte inmunitario. En función de cambios futuros en la prevalencia de la enfermedad, mejora de las pruebas diagnósticas o un mayor conocimiento de la inmunidad desarrollada tras la infección, se podría reevaluar y actualizar esta recomendación", ha zanjado el organismo.

Contador