Publicado 14/04/2021 12:32CET

Médicos Sin Fronteras pide a la OMS que priorice el suministro de más fuentes de insulina

Archivo - Control del nivel de glucemia en un paciente de diabetes con un glucómetro.
Archivo - Control del nivel de glucemia en un paciente de diabetes con un glucómetro. - SIMPSON33/ISTOCK - Archivo

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha pedido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que priorice el suministro de más fuentes de insulina de calidad garantizada para que todas las personas que lo necesiten puedan acceder a un medicamento vital.

"Esto es especialmente necesario para los habitantes de los países de ingresos bajos y medios donde la mayoría de la población tiene dificultades para acceder a la insulina. El acceso a este fármaco también resulta fundamental en el contexto de la COVID-19 dado que las personas con diabetes tienen mayor riesgo de padecer una forma grave de la enfermedad y de morir", ha dicho la organización.

Precisamente, este año se cumplen 100 años del descubrimiento de la insulina, si bien actualmente "solo la mitad" de las personas que lo necesitan en todo el mundo tienen acceso a este medicamento esencial. Las barreras están relacionadas con los difíciles requisitos de almacenamiento, los complejos protocolos de tratamiento y los elevados precios.

En este sentido, Médicos Sin Fronteras ha señalado que el número de personas con diabetes se ha duplicado en 30 años y, de hecho, se estima que habrá 700 millones de personas con diabetes en todo el mundo en el año 2045.

En este sentido, ha informado de que el precio de la insulina disponible para los proyectos de MSF oscila entre los 250 y los más de 1.000 euros por paciente, dependiendo del dispositivo de inyección y del tipo de insulina que necesite el paciente.

Una situación que, a juicio de la organización, es "especialmente decepcionante", dado que los científicos que descubrieron la insulina vendieron la patente por 1 dólar en 1921 porque entendieron que el descubrimiento de este medicamento vital debería estar disponible para cualquiera que lo necesitara", ha añadido.

"Millones de personas en todo el mundo carecen en estos momentos de acceso a la insulina para controlar su diabetes y las previsiones nos dicen que la necesidad mundial de insulina se va a disparar, en gran medida debido al aumento de la diabetes de tipo 2 en los países de ingresos bajos y medios", ha explicado la asesora de enfermedades crónicas de la Campaña de Acceso de MSF, Helen Bygrave.

Para satisfacer la creciente demanda mundial y garantizar que este medicamento esté "fácilmente disponible", prosigue, la OMS debe trabajar urgentemente para garantizar más fuentes de insulina de calidad. "Hemos sido testigos de cómo los múltiples proveedores de genéricos ayudaron a ampliar el tratamiento de otras enfermedades como el VIH/sida, y ahora necesitamos que ocurra lo mismo con la insulina", ha añadido Bygrave.

Se calcula que para 2045 el número de personas con diabetes aumentará en todo el mundo en un 51% hasta alcanzar los 700 millones de personas y el mayor incremento tendrá lugar en África (143%). La entrada de otros productores de insulina se traduciría en precios más bajos y un suministro más estable del medicamento.

En 2019, la OMS puso en marcha su programa de "precalificación" para evaluar y ayudar a acelerar la validación de la calidad de más fuentes de insulina humana además de las de los tres principales fabricantes. Este programa debería permitir a los países y a los proveedores de tratamiento adquirir con confianza más fuentes de insulina humana de calidad garantizada.

Sin embargo, hasta la fecha, no se ha validado la calidad de ningún fabricante alternativo para producir insulina humana. "La OMS debe priorizar y acelerar urgentemente la precalificación de más fuentes de insulina para romper algunas de las barreras que han mantenido la insulina fuera del alcance de millones de personas que la necesitan desesperadamente", han zanjado desde Médicos Sin Fronteras.