Mayor coordinación entre la Atención Primaria y especializada evita demoras en el diagnóstico del cáncer de pulmón

Actualizado 03/02/2011 14:23:07 CET

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) alerta de que el pronóstico del cáncer de pulmón sigue siendo malo debido a que la mayoría de los pacientes se encuentran en fases avanzadas de la enfermedad en el momento del diagnóstico, por este motivo recomiendan aumentar la coordinación entre la Atención Primaria y especializada para evitar las demoras en el diagnóstico.

"La prevención y estar alerta ante la aparición de síntomas son las medidas más importantes que en estos momentos podemos adoptar, y ésta es una tarea conjunta de los pacientes, los especialistas y la Atención Primaria" explica la doctora González Castro, neumóloga y miembro de SEPAR y responsable del Área de Cáncer de Pulmón del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Virgen del Rocío.

No obstante, es positivo que en otros tipos de neoplasias frecuentes, como el cáncer colorrectal o el de mama, la situación es muy distinta ya que existen pruebas que permiten un diagnóstico precoz en la población de riesgo y, por lo tanto, una intervención y un tratamiento en estadios iniciales de la enfermedad.

Sin embargo, volviendo a la detección precoz del cáncer de pulmón, recuerda que las técnicas desarrolladas hasta el momento para usar entre la población de riesgo no han demostrado una clara disminución de la mortalidad.

Por este motivo, González Castro señala que "es fundamental una mejor educación sanitaria de la población y mantener un alto nivel de sospecha por parte de los médicos ante síntomas de alarma como son: tos, dolor torácico o disfonía persistentes, expectoración con sangre, falta de apetito o pérdida de peso no justificada y, por ultimo, facilitar una adecuada conexión entre Atención Primaria y atención especializada para evitar demoras en el diagnóstico".

En este sentido, recuerda que el tabaco es el responsable del 90 por ciento de los casos de cáncer de pulmón, por lo que dejar de fumar es la principal medida de prevención. "Además, muchos de estos pacientes tienen síntomas crónicos que suelen acompañar al tabaquismo, como la tos y la expectoración, lo que puede hacer que las manifestaciones del cáncer pasen desapercibidas y se acuda tarde al médico", añade.

En cuanto al futuro del diagnóstico, avanza que se están perfeccionando las técnicas de imagen, al igual que la farmacología para mejorar el tratamiento. "El conocimiento de las anomalías y peculiaridades genéticas de los tumores está proporcionando una información muy útil que nos permite seleccionar mejor a los pacientes que pueden responder favorablemente a un tratamiento determinado; el futuro parece encaminarnos pues a tratamientos más personalizados para combatir el tumor" concluye.