Madrid.- La Comunidad detecta en una semana 881 personas con alto riesgo de padecer diabetes

Actualizado 11/03/2013 11:50:14 CET

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La campaña de sensibilización sobre la diabetes desarrollada por la Dirección General de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid en noviembre del año pasado permitió, en una semana, diagnosticar a 881 personas con alto riesgo de padecer esta enfermedad crónica, lo que supone un 11,3 por ciento de las personas a las que se les practicó una prueba de diagnóstico, según ha informado este domingo el Gobierno regional en un comunicado.

La campaña se realizó con motivo del Día Mundial de la Diabetes, y contó con la participación de 98 oficinas de farmacia de la Comunidad de Madrid, centros de salud, hospitales, cuatro universidades, la Asamblea de Madrid y 28 servicios de prevención de riesgos laborales.

En total, se realizaron 7.739 pruebas (cuestionario Findrisk) a personas que, en principio, no padecían diabetes, a través de mesas informativas con apoyo de diversos materiales de información y de educación para la salud.

"Se trata de la primera vez que se realiza una intervención de sensibilización y prevención en el ámbito sanitario y comunitario, y los resultados son muy satisfactorios, como demuestra el importante número de personas en las que se ha detectado un riesgo alto de padecer diabetes y la colaboración e implicación de los profesionales sanitarios, así como el ámbito laboral, político, municipal y universitario", ha indicado el director general de Atención Primaria, Antonio Alemany, recoge el comunicado.

En el caso de los mayores de 65 años, la intervención puso de relieve que el 30 por ciento de las personas a las que se les aplicó el test, tenía alto riesgo de desarrollar la enfermedad.

En concreto, en los centros de salud se realizaron 2.951 encuestas, con un 19,3 por ciento de casos con alto riesgo de padecer diabetes. En el ámbito laboral, se realizaron 4.249 pruebas, que arrojaron un 13,6 por ciento de personas con alto riesgo.

A raíz de la intervención, varios servicios de prevención de riesgos laborales tienen previsto incorporar la realización del test de detección del riesgo de padecer diabetes en sus reconocimientos médicos.

EL 8% DE LA POBLACIÓN ADULTA PADECE DIABETES

Por otro lado, el interés del Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Comunidad de Madrid por este tipo de intervención motivó la realización de un estudio de opinión entre los farmacéuticos que participaron, donde el 80 por ciento expresaba su satisfacción por esta campaña, al 100 por cien le parecía adecuado realizar intervenciones de este tipo, con una frecuencia mensual (el 45 por ciento) o trimestral (el 37,1 por ciento).

Alemany ha recordado que el 8 por ciento de la población adulta padece diabetes, y otro 7,7 por ciento tiene riesgo alto de tener o desarrollarla. "De ahí la importancia de promocionar hábitos y estilos de vida, que pueden contribuir a reducir el riesgo de sufrir esta enfermedad a través de una adecuada alimentación, peso equilibrado y actividad física".

La diabetes es una enfermedad crónica, debilitadora y costosa, asociada a complicaciones importantes. Los enfermos diabéticos, además tienen entre 2 y 4 veces más riesgo cardiovascular.

La Consejería de Sanidad, a través de los centros de salud de Atención Primaria, incide en la prevención la diabetes fomentando un estilo de vida saludable desde la infancia, a través de la alimentación adecuada, la prevención del tabaquismo y la prevención del sedentarismo y la obesidad, especialmente en los primeros años de vida y, ya en los adultos, con controles sistemáticos de peso y un control rutinario de glucosa en sangre cada año, a partir de los 45.

Los centros de salud de la Comunidad de Madrid realizaron el año pasado seguimiento médico a más de 370.000 personas mayores de 14 años diagnosticadas de diabetes. Además de controles médicos regulares a los diabéticos, también son muy importantes las actividades de educación para la salud dirigidas a las personas diabéticas que se realizan en el ámbito de atención primaria, a través del consejo individual en las consultas del médico o de enfermería y mediante intervenciones dirigidas a grupos de pacientes diabéticos y en las que se les ayuda a conocer su enfermedad.