Publicado 06/07/2016 12:17:57 +02:00CET

Investigadores españoles diseñan un sistema para predecir casos de lesión pulmonar grave

Jesús Villar
CIBERES

   MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores españoles han diseñado un sistema de puntuación sencillo de calcular en la práctica clínica que permite predecir con alta probabilidad el pronóstico de los pacientes con síndrome de distrés respiratorio agudo, una de las formas más graves de lesión pulmonar que deben ser tratados con respiradores mecánicos.

   El sistema de puntuación de nueve puntos, que se ha publicado en la revista norteamericana 'Critical Care Medicine', se ha diseñado en base a tres niveles de edad del paciente, del grado de alteración de la oxigenación y del nivel de las presiones pulmonares, calculados a las 24 horas del diagnóstico del síndrome e independientemente de la causa que lo produjo.

   Con este método, los médicos pueden identificar a los pacientes con mayor riesgo de muerte y tratar de forma temprana el defecto de oxigenación y bajar las presiones de la vía aérea. "Si con este sistema de puntuación somos capaces de predecir el futuro, podremos prevenir lo que ocurrirá. Es una manera de simplificar los cuidados sanitarios para conseguir mejores resultados en los pacientes críticamente enfermos", ha indicado el investigador del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) y del Hospital Universitario Doctor Negrín de las Palmas de Gran Canaria, Jesús Villar.

La puntuación mínima que un paciente puede tener es tres puntos (uno punto por cada una de las tres variables mencionadas) mientras que la máxima es nueve puntos (tres puntos por cada una de las variables). Cuantos menos puntos tiene un paciente, mayores son sus probabilidades de sobrevivir.

   Los autores del trabajo han descubierto que más del 85 por ciento de los que a las 24 horas de iniciarse el tratamiento tienen menos de cinco puntos, sobreviven, en cambio, más del 83 por ciento que tienen más de siete puntos, no salen con vida del hospital. "A pesar de grandes avances médicos y del arsenal tecnológico con que cuentan las unidades de cuidados intensivos, cerca de la mitad de estos pacientes no salen vivos del hospital", ha afirmado el especialista.