Publicado 12/11/2020 12:25CET

Invertir en personal de Enfermería experto en diabetes reduciría el gasto sanitario en un 20%

Old lady tracking her glucose levels. Health concept
Old lady tracking her glucose levels. Health concept - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / @CLEMENTAMORENO

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Conseguir la consolidación y el reconocimiento de la figura de la enfermera educadora experta en diabetes, encargada de formar adecuadamente a los pacientes y a sus familiares, es "clave" para mejorar la calidad de vida de estas personas y contribuir a la reducción del gasto sanitario en hasta un 20 por ciento, lo que al año se transformaría en más de 900 millones de euros, que podrían reorientarse hacia otras necesidades sanitarias; según ha expresado el presidente en funciones de la Federación Española de Diabetes (FEDE), Aureliano Ruiz.

"No se requieren grandes avances, sino algo tan antiguo como la educación terapéutica en diabetes, pero las autoridades sanitarias no tienen tan clara esta prioridad, ya que no se invierte en la enfermedad, a pesar de que afecta al 14 por ciento de los españoles", ha lamentado, en el marco del Día Mundial de la Diabetes, que se celebra este sábado, y para el que la Federación Internacional de Diabetes (IDF, según sus siglas en inglés) ha creado el lema 'Diabetes y Enfermería: El personal de Enfermería marca la diferencia', en homenaje a estos profesionales.

Tal y como ha explicado el presidente de FEDE, en términos económicos, la diabetes representa entre el 15 y el 20 por ciento del gasto sanitario, y supone el 70 por ciento de las actuaciones en salud en España, con un coste medio de 1.300 euros por paciente, lo que corresponde a un 42 por ciento a gasto de farmacia, un 26 por ciento a atención médica en Atención Primaria (AP) y especializada, y a un 32 por ciento en hospitalizaciones. "Para que comience el cambio, el Sistema Nacional de Salud (SNS) debe adaptarse a las necesidades del siglo XXI, con una transformación del modelo de salud reactivo actual en uno proactivo, esto es, de prevención, con el que poder mejorar la eficacia del tratamiento en enfermedades crónicas", ha expresado.

Asimismo, a propósito de la falta de personal de Enfermería experto en diabetes, Ruiz ha mencionado que, según un estudio de FEDE, el 50 por ciento de las personas con diabetes ha tenido dificultades en la pendemia provocada por la Covid-19, debido, sobre todo, a la supresión de ejercico físico. "Recibíamos llamadas de personas con diabetes tipo 2, la más común en España, y que son los que no tienen enfermeras educadoras, a diferencia del grupo 1", ha explicado. "El tipo 2 estaba perdido porque, como no podía ir a caminar, no sabía jugar con la comida y, además, tenían dudas sobre la medicación", ha añadido. En este sentido, ha afirmado que el sistema para diabéticos tipo 2 no está preparado para que la consulta sea telemática.

En la línea de FEDE, desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería, su presidente, Florentino Pérez, ha explicado que "es clave que existan enfermeras expertas y referentes en la atención del paciente con diabetes para realizar un correcto seguimiento, para potenciar el autocuidado, para proporcionar una adecuada atención sanitaria, apostando por la prevención y educación para la salud, proporcionando herramientas al paciente para su empoderamiento".

ESPAÑA, A LA COLA EN NÚMERO DE PROFESIONALES DE ENFERMERÍA

Pérez también ha reivindicado la urgencia de aumentar la ratio de enfermera-paciente, ya que "España es uno de los países que tienen menos enfermeras en el ámbito europeo". En concreto, la media europea de enfermeras por cada 100.000 habitantes se sitúa en 852, mientras que en España desciende a 602, lo que posiciona a dicho país como el quinto, por la cola, en cuanto al número de profesionales de Enfermería, necesitando cerca de 140.000 más para poder prestar la asistencia en igualdad de condiciones al resto de países con economías similares. Para Pérez, este problema tiene, como principal consecuencia, "una deficiente asistencia sanitaria de las personas con patologías crónicas, como es la diabetes, para lo que el personal de Enfermería es clave".

En España, además, incluso se dan también desigualdades entre las propias comunidades autónomas, en cuanto al número de profesionales de Enfermería. En este sentido, por cada 100.000 habitantes las regiones que tienen las ratios más bajas son Murcia (459), seguida de Andalucía (500), Galicia (520), Comunidad Valenciana (524) e Islas Baleares (545); en el lado contrario se encuentran Navarra (860), País Vasco (767), Castilla y León (707), Melilla (707), Extremadura (692) y Aragón (682).

Otra de las principales barreras de la Enfermería en España es también la temporalidad de los puestos de trabajo que ocupan en la sanidad pública, lo cual perjudica igualmente a los pacientes con patologías crónicas, como la diabetes. Así las cosas, es por ello, desde FEDE, se reclame en este Día Mundial de la Diabetes el reconocimiento de la figura de la enfermera educadora experta en diabetes, y la creación de puestos de trabajo específicos para estos profesionales.

Por su parte, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha mostrado su apoyo a las personas con diabetes en la conmemoración de esta efeméride. "Quiero decir a las personas con diabetes, al igual que a las que tienen otras enfermedades crónicas, que no solo los escuchamos sino que además tratamos de adelantarnos a sus necesidades", ha expresado. Asimismo, ha anunciado que, desde el Ministerio, están trabajando en algunas de las necesidades expresadas en el Manifiesto 2020 del Día Mundial de la Diabetes, "tales como el reforzamiento de la AP, los esfuerzos dedicados en campañas de educación para la salud, o una mayor participación de las federaciones y asociaciones de pacientes en las distintas iniciativas del Ministerio".

Contador

Para leer más