Publicado 04/11/2020 12:58CET

Un informe avisa de la necesidad de mejorar el apoyo a las personas con cáncer de pulmón más allá del ámbito médico

Vínvulo entre altas dosis de vitamina B y el cáncer de pulmón
Vínvulo entre altas dosis de vitamina B y el cáncer de pulmón - THE OHIO STATE UNIVERSITY COMPREHENSIVE CANCER CEN

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El informe 'El apoyo a las personas con cáncer de pulmón. Fortalezas y debilidades', elaborado por la Fundación Más Que Ideas y la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (AEACaP), con el apoyo de Takeda, ha destacado la necesidad de mejorar el apoyo a las personas con cáncer de pulmón más allá del ámbito médico.

"Entendíamos que este análisis de las vivencias de estas personas debía ir acompañado de una valoración de los recursos de apoyo, por lo que este segundo informe ayuda precisamente a entender mejor cuáles son las principales debilidades y fortalezas del apoyo que reciben las personas con cáncer de pulmón", ha dicho el cofundador de la Fundación Más Que Ideas, Diego Villalón.

En primer lugar, el informe analiza la información y comunicación de los y las pacientes con el equipo de profesionales de la salud, un ámbito que tienden a valorar como positivo. En concreto, el 65,3 por ciento califica de notable o sobresaliente la información recibida, si bien el 34,6 por ciento califica la información entre suficiente y nula. Así, por ejemplo, en un contexto en el que se tiende cada vez más al tratamiento individualizado de pacientes, más de la mitad (50,3%) de las personas con cáncer de pulmón desconoce si se le ha detectado alguna alteración genética asociada a su enfermedad.

Además, en el intercambio de información, este informe detecta que hasta un 43,5 por ciento ha tenido dificultades para comprender la totalidad de la información recibida. "Nuestra experiencia nos dice que algunas personas afectadas, tanto pacientes como familiares, no reciben en ocasiones la información adecuada a sus necesidades; o bien la cantidad y detalle de la información acerca de su enfermedad y tratamiento no es suficiente o bien la que reciben o el modo en que se la transmite el equipo médico no se adecua a sus posibilidades de comprensión", ha comentado el presidente de la Asociación Española de Afectados por Cáncer de Pulmón (AEACaP), Bernard Gaspar.

De hecho, hasta un 28,4 por ciento de las personas encuestadas señala el suministro de mejor información sobre la enfermedad y sus cuidados como una de las medidas prioritarias para mejorar el apoyo y la asistencia de pacientes con cáncer de pulmón, solo superada por la reducción de las listas de espera (36,9%).

A continuación, aparecen el acceso a fisioterapeutas/ejercicio físico (28,2%), una mejor coordinación entre servicios sanitarios (26,8%) y el acceso a psicólogos (26,7%). "Estas cifras nos indican claramente que, además de adecuar la información, debemos favorecer el acceso a equipos multidisciplinares y fomentar el apoyo más allá del ámbito médico", ha apostillado Villalón.

SOLO UNA DE CADA CINCO PERSONAS HA ACUDIDO A CONSULTA DE PSICOLOGÍA

Por otro lado, el informe ha puesto de manifiesto que tan solo una de cada cinco personas (el 21,3%) ha acudido a profesionales de la psicología y una de cada cuatro (24,7%) asegura no saber cómo puede ayudarle esta figura en el proceso de su enfermedad.

"Es indudable que hay pacientes que requieren este tipo de prestación y que, en ocasiones, no la solicitan por desconocimiento", ha dicho Gaspar, que considera que el apoyo psicológico es "una parte más del puzzle en el abordaje y tratamiento integral de la enfermedad".

De la misma forma, solo un 7,3 por ciento de las personas encuestadas afirma haber recibido apoyo de trabajadores sociales y de nuevo los resultados arrojan el desconocimiento de esta profesión como uno de los principales motivos para no solicitarlo. Según este informe, un 29,7 por ciento desconoce cómo podría ayudarle un trabajador social en su día a día con la enfermedad.

En cuanto a profesionales de rehabilitación y ejercicio físico, solo una de cada diez personas ha acudido a sus consultas durante su enfermedad. Y ello, pese a que disponer de este servicio aparece como la tercera medida más demandada ya que hasta un 38,8 por ciento de las personas con cáncer de pulmón no pueden realizar ejercicio físico sin ayuda.

Además, el informe ha puesto de manifiesto que solo un 8,5 por ciento de pacientes que dejaron de fumar tras el diagnóstico o que continúan fumando han recibido ayuda sanitaria para dejar de fumar. Asimismo, más de la mitad (60,6%) ha tenido problemas de índole sexual y hasta un 88,5 por ciento no ha acudido a profesionales de la salud un profesional sanitario para consultar acerca de su problema.

Por otro lado, solo una de cada cuatro personas (27,9%) ha acudido a una asociación de pacientes o a una ONG de apoyo tras el diagnóstico y, otra vez, el desconocimiento vuelve a ser el principal motivo, ya que un 61,8 por ciento desconoce cómo podría ayudarle una asociación de este tipo en su enfermedad.

Entre las personas que sí acuden a estas asociaciones, casi la mitad (49,6%) señala que el principal valor añadido es la posibilidad de acceder a profesionales del ámbito psicosocial y un 34,6 por ciento señala el acceso a la información y tratamientos como el valor fundamental.

EL ÁMBITO PERSONAL, EL MÁXIMO APOYO PARA PACIENTES CON CÁNCER DE PULMÓN

El trabajo ha evidenciado también que un 9,2 por ciento de las personas con cáncer de pulmón viven solas y, de ellas, un 75,5 por ciento necesita ayuda de otra persona, algo que enlaza con la importancia de facilitar el acceso a recursos que van más allá del ámbito propiamente médico.

Entre las personas que no viven solas, el 58,2 por ciento señala a su pareja y el 24 por ciento a su familia como el principal apoyo, ya que solo un 3,1 por ciento señala a profesionales de la salud. Además, la buena noticia es que un 96,6 por ciento afirma tener personas a su alrededor que les ayudan con las tareas del hogar o las acompañan para ir a consulta médica y un 93,1 por ciento afirma sentirse apoyada en su enfermedad por su entorno familiar.

"Desde Takeda, y en línea con nuestro compromiso y esfuerzo constante por ofrecer nuevas opciones terapéuticas que vengan a cubrir necesidades no cubiertas, trabajamos cada día en desarrollar terapias cada vez más eficaces en el tratamiento del cáncer del pulmón, pero sin olvidar la calidad de vida que dichos fármacos proporcionan al paciente. Nuestro foco es, desde siempre, ayudar y apoyar a las personas con cáncer de pulmón y, con este objetivo, trabajamos y nos esforzamos cada día", ha señalado la directora médica del área de oncología de Takeda, Andrea Naves.

Este informe ha sido fruto del trabajo cooperativo con las siguientes organizaciones sanitarias: Asociación Española Contra el Cáncer (AECC); Asociación Española de Trabajo Social y Salud (AETSyS); Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (FAECAP); Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP); Grupo Oncológico para el Estudio del Cáncer de Pulmón (GOECP); Sociedad Española de Cirugía Torácica (SECT); Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC); Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR); Sociedad Española de Psicología Clínica y de la Salud (SEPCyS); y Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (NEUMOMADRID); y se ha convertido en realidad gracias al patrocinio de Takeda Farmacéutica España.

Contador

Para leer más