Publicado 14/12/2020 14:14CET

Identifican los genes implicados en la producción de ácido úsnico en líquenes con actividad antiviral y neuroprotectora

Usnea florida.
Usnea florida. - PRADEEP DIVAKAR.

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un estudio internacional, liderado por investigadores de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, ha identificado el conjunto de genes biosintéticos implicado en la producción de ácido úsnico en líquenes, un compuesto con actividad antiviral, antioxidante, neuroprotectora, antibacteriana y anticancerígena.

No todos los líquenes (organismos fruto de la simbiosis formada por un hongo y un alga verde o cianobacteria) producen este compuesto, si bien este estudio, publicado en 'Genome Biology and Evolution', ha revelado por qué existe una perdida de genes biosintéticos específicos en las especies no productoras.

"Conocer los genes implicados en la biosíntesis de estos compuestos es capital para futuros estudios donde se requiera su aislamiento y su producción masiva. De igual forma, el haber abordado este estudio desde una perspectiva genómica ha ayudado a identificar nuevos genes biosintéticos (PKS) de compuestos aún desconocidos que podrían tener interés farmacológico", ha explicado el primer autor del estudio e investigador del Departamento de Farmacología, Farmacognosia y Botánica de la UCM, David Pizarro.

Para llevar a cabo este estudio, se realizó la secuenciación de genomas de 40 especies de líquenes productores y no productores de ácido úsnico. "Los genomas fueron ensamblados, anotados y comparados mediante el uso de herramientas bioinformáticas y biología computacional. Además, se estudió la diversidad de compuestos liquénicos por cromatografía", ha señalado Pizarro.

Otra de las conclusiones de este trabajo es la descripción de una nueva familia de genes biosintéticos (PKS), que podría ser específica de líquenes y con función desconocida. "En la gran cantidad de clúster de genes biosintéticos de función desconocida que identificamos, algunos son homólogos a otros genes implicados en la biosíntesis de antibióticos y toxinas, abriéndose así un nueva vía para el estudio de nuevas moléculas en la industria farmacéutica", ha argumentado el investigador del Departamento de Farmacología, Farmacognosia y Botánica, Pradeep Divakar.

Los líquenes tienen una gran importancia ecológica, se han usado ampliamente como bioindicadores de contaminación atmosférica y de otros factores por su alta sensibilidad a los cambios del ambiente. Son la base de la cadena trófica en ecosistemas especializados y por ejemplo son un recurso importante para las aves en la construcción de nidos dada a la actividad antibacteriana y antifúngicas de sus compuestos secundarios.

"Otra función relevante de los líquenes es la formación del suelo ya que, en muchos casos, los líquenes evitan la erosión del mismo y ayudan a mantener la humedad favoreciendo el establecimiento de las plantas vasculares", ha zanjado Pizarro.

Para leer más