Publicado 17/11/2020 16:47CET

HM Montepríncipe, primer hospital de España en tratar las varices de forma no invasiva mediante ultrasonidos

HM Montepríncipe
HM Montepríncipe - HM HOSPITALES - Archivo

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario HM Montepríncipe se ha convertido en el primer centro hospitalario de España en poner a disposición de sus pacientes un novedoso tratamiento no invasivo para el abordaje de las venas varicosas y las úlceras venosas de las piernas mediante el uso de ultrasonidos focalizados de alta intensidad (HIFU).

Este sistema novedoso, denominado Sonovein y perteneciente a Theraclion, es usado por el Servicio de Angiología y Cirugía Vascular de HM Montepríncipe, liderado por el doctor Luis Izquierdo Lamoca. Entre los principales beneficios para el paciente, este sistema evita el paso por el quirófano; y a diferencia de los tratamientos tradicionales para combatir las varices, no requiere de incisiones, catéteres, inyecciones químicas. Es decir, no es necesario preoperatorio, no existen cicatrices, riesgo de infección o hemorragias.

Además, la recuperación tras el procedimiento es inmediata. "Puede hacerse por ejemplo en pacientes que toman anticoagulantes porque no tienen que suspenderlos. Pacientes de cualquier edad o con patologías previas que se desestimaban para tratamiento de varices por su alto riesgo operatorio se pueden tratar porque no hay ningún tipo de cirugía", señala Izquierdo.

La primera intervención se produjo en marzo, pero la llegada de la pandemia de COVID-19 hizo que se tuviera que posponer el servicio, que ya se ha retomado con varias decenas de pacientes tratados. "Somos el primer y único centro en España que dispone de esta tecnología para el tratamiento de varices. Además, Sonovein va a estar disponible en Europa solamente en determinados centros con gran experiencia en tratamientos venosos, y en HM Montepríncipe, como centro elegido por Theraclion, dispondremos de actualizaciones continuas del dispositivo y colaboraremos en el desarrollo y evolución de esta tecnología", sentencia el doctor.

"UN ANTES Y UN DESPUÉS"

Sonovein incorpora una unidad de visualización y tratamiento que, por una parte, es un ecógrafo Doppler que permite visualizar y localizar la vena en tiempo real y, por otro lado, cuenta con un emisor de ultrasonidos que, "de forma automatizada emite un haz de ultrasonidos concentrados en un punto de forma similar a lo que hace un lupa con la luz, provocando un aumento de temperatura que hace que la vena a tratar se contraiga, se destruya y se cierre". "Es un tratamiento y una tecnología totalmente disruptiva ya que va a cambiar por completo el paradigma del tratamiento de las varices. Existe un antes y un después de Sonovein", apunta Izquierdo.

En este sentido, los pacientes con varices más complejas también encuentran en esta tecnología una solución efectiva. "Al estar guiado por ecografía y estar robotizado es capaz de seguir incluso las venas más tortuosas, independientemente del tamaño y de su forma. También se pueden tratar venas que son muy difíciles de acceder con otras técnicas, como las venas perforantes, incluso en presencia de una úlcera abierta, sin riesgo de infección", comenta.

La aplicación de los ultrasonidos en este campo provoca que se puedan tratar cualquier tipo de variz, incluso aquellas que hasta la fecha no se podían tratar habitualmente o aquellas que representaba un reto para los equipos vasculares. "De hecho, las venas varicosas recurrentes, que son muy difíciles de tratar con un láser, con una ablación por radiofrecuencia o con cirugía, con Sonovein se pueden tratar con total precisión", señala el especialista de HM Hospitales.

Algo similar ocurre con las venas perforantes, es decir, que suelen relacionarse con los estadios más avanzados de insuficiencia venosa, y en los que normalmente hay cambios en la piel, atrofia, manchas o incluso presencia de úlceras venosas. A este respecto, Izquierdo afirma que "en esta situación es frecuente que se asocie a la presencia de venas perforantes enfermas".

"Son venas muy profundas de difícil acceso para la cirugía clásica y para el láser o las radiofrecuencias, y con esas técnicas no se pueden tratar hasta que la piel ha sanado. Sonovein se puede utilizar para tratar estas venas perforantes incompetentes de manera óptima incluso con la úlcera abierta acelerando su curación", añade el doctor.

Otro de los puntos fuertes que tiene Sonovein es el sistema ideal para la denominada conservación de las venas safenas, que generalmente son usadas por los cirujanos vasculares para realizar injertos o bypass en corazón o piernas. "Con los tratamientos convencionales estas venas se destruían por arrancamiento o ablación térmica, pero Sonovein es tan preciso que es el instrumento ideal para realizar este tipo de terapias de conservación de la safena, ya que puede tratar una parte específica del sistema venoso para redirigir la sangre, preservando la vena safena mientras elimina la presión y el reflujo de las venas varicosas haciéndolas desaparecer", argumenta Izquierdo.

Contador