El Grupo para el Estudio en Úlceras Por Presión insta a no considerar las llagas como "problemas menores"

Hospital, paciente, hospitalizado, cama
PIXABAY - Archivo
Publicado 14/11/2018 16:53:29CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Úlceras por Presión y Heridas Crónicas (GNEAUPP) ha instado a familiares de ancianos dependientes, pacientes hospitalizados o lesionados medulares a que "no permitan" que se les hable de las llagas o escaras como si se trataran de "problemas menores o secundarios".

Así se ha manifestado con motivo de la celebración, este jueves, de la Jornada Mundial por la Prevención de las Úlceras por Presión, un problema con "connotaciones de epidemia y además invisible, ya que se desarrolla debajo de las sábanas de cualquier cama en los hospitales o en las propias casas de las personas más indefensas de nuestra sociedad".

Además, el GNEAUPP ha hecho hincapié en que tampoco se considera que no tienen repercusiones para quien las padece "porque no es cierto" y que "no toleren" que los profesionales de las instituciones sanitarias y sociales traten de justificar su presencia "diciendo que son inevitables o que se deben al mal estado en el que se encuentre el paciente".

Por otro lado, les ha emplazado a "que exijan a las instituciones para que pongan en marcha todos los mecanismos necesarios para prevenir las úlceras por presión, con el mismo celo y eficacia que se realizan otras intervenciones más sonoras y mediáticas".

Según los datos del grupo, el 10 por ciento de la población mundial puede desarrollar a lo largo de su vida una vez al menos una herida crónica de cualquier etiología, y entre estas las úlceras por presión están "enormemente" presentes con una predisposición mayor por parte de las personas frágiles y mayores, que padecen patologías cómplices que pueden facilitar el desarrollo de estas lesiones muy relacionadas con la inmovilidad y la incontinencia. También destaca su "altísima" presencia en los neonatos durante su estancia en las unidades de cuidados intensivos.

"Cuando el paciente desarrolla estas heridas está en juego su salud por el riesgo de complicaciones, su calidad de vida por el sufrimiento generado que se puede prolongar durante meses o años, las pérdidas funcionales e, incluso, la muerte", han indicado desde el GNEAUPP.

La comunidad científica reconoce que el riesgo de muerte de los que las padecen puede aumentar entre 4 y 6 veces. Las úlceras por presión se presentan en torno en el 8 por ciento de todos los pacientes en hospitales, hasta un 18 por ciento en las unidades de cuidados intensivos, y por encima del 13 por ciento en el contexto sociosanitario, como residencias de mayores o unidades de convalecencia.

PREVENCIÓN

No obstante, el GNEAUPP ha indicado que estas lesiones son evitables en el 95 por ciento de los casos a través de actuaciones profesionales y provisión de medios materiales adecuados. En este sentido, el lema elegido para la celebración de esta jornada es 'Prevenir las úlceras por presión está en tus manos'.

"Las más inmediatas, las de los políticos y gestores sanitarios para que definitivamente establezcan medidas eficaces en la prevención de las úlceras por presión, como un derecho universal y alcanzable en todos los escenarios de la salud", han señalado desde el GNEAUPP.

"Luego en las manos de los profesionales, por el enorme desconocimiento que muestran en lo que supone un grave atentado contra los principios éticos y bioéticos básicos que rigen al ser humano", han agregado.

Finalmente "en las manos de los propios familiares de los enfermos que siguen desconociendo sus consecuencias, un aumento del riesgo de mortalidad sin que además hagan uso de las claras repercusiones legales contra las instituciones y profesionales que tienen las malas actuaciones", han concluido.

El grupo se ha declarado fiel a la Declaración de Río de Janeiro sobre la Prevención de las Úlceras por presión como Derecho Universal, firmada en octubre de 2011. "Mantenemos lo que se afirma en su primer punto: 'Es responsabilidad de los estados garantizar el derecho a la salud y a la vida de las personas'".

"Desde el GNEAUPP seguimos trabajando en el ámbito de las instituciones para que las úlceras por presión se consideren, y se actúe en consecuencia de forma uniforme en todo el país", han incidido.