Publicado 05/11/2020 12:36CET

La FPSOMC consolida su compromiso con las personas dependientes y sus cuidadores en el Día Mundial del Cuidador

Physiotherapist supporting disabled man
Physiotherapist supporting disabled man - KATARZYNABIALASIEWICZ - Archivo

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC), entidad que representa la acción solidaria de todo el colectivo médico a nivel estatal, se suma al Día Mundial del Cuidador, que se celebra este jueves, para mostrar su apoyo a las personas cuidadoras de personas en situación de dependencia o discapacidad, colectivo al que cada año destina cientos de prestaciones y ayudas para la conciliación.

Todas estas prestaciones se han visto reforzadas durante la pandemia de Covid-19 con un paquete de medidas específico dirigido a facilitar la conciliación de los médicos mediante la ampliación de la teleasistencia domiciliaria para padres que vivan en su propio domicilio y se vieran privados del apoyo de sus hijos a causa del confinamiento, y mediante la ampliación del Apoyo Familiar en el Hogar para el cuidado de hijos menores.

Para el presidente de la FPSOMC, el doctor Serafín Romero, "ahora más que nunca hay que estar al lado de los médicos y hacerles la vida más fácil". "Les recordamos que si tienen a su cargo a personas en situación de dependencia o discapacidad no están solos, su fundación cuenta con un programa de ayudas para la conciliación adaptado a cada una de las necesidades", ha añadido.

En este sentido, la médica de Atención Primaria, la doctora Manuela Agudo, del Colegio de Médicos de Madrid, que recibe una prestación de la Fundación para la Protección Social de la OMC catalogada como Atención en Domicilio para su madre enferma de Alzheimer, ve muy positivamente que "los médicos y sus familias cuenten con una fundación para ayudar en los momentos difíciles y más en situaciones de dependencia por el Alzheimer donde cualquier ayuda se queda corta".

"Mi madre es totalmente dependiente, tiene un grado de dependencia 3 y hay que ayudarle en todas las actividades básicas de su vida diaria, porque no nos conoce, no sabe si come o no come; necesita cuidados las 24 horas del día", asegura la doctora Agudo.

Es por ello que recibe de la FPSOMC la prestación de atención en domicilio, una ayuda económica destinada a la adquisición de un servicio de ayuda familiar en el propio domicilio al objeto de facilitar la conciliación de la vida personal, familiar y profesional de la persona cuidadora. "Mi madre dispone de una persona interna que está con ella las 24 horas del día", señala.

Así, la FPSOMC gestionó en 2019 aproximadamente 224 ayudas para la Conciliación de la vida Personal, Familiar y Profesional, bajo su premisa de 'cuidar al que cuida'", en este caso a los médicos cuidadores de familiares con dependencia o discapacidad.

De estas prestaciones, un 74 por ciento se destinaron a residencias de mayores (167 ayudas) y el resto a centros especiales, Residencia Siglo XXI para padres, atención a domicilio, servicios de respiro, centros de Día/Noche y teleasistencia domiciliaria.

Conscientes de la ayuda que necesitan tanto la figura del cuidador como la del enfermo, la fundación cuenta con varias prestaciones destinadas a este fin con el objetivo de facilitar su labor altruista. Así, la ayuda para residencias de mayores consta de una ayuda económica mensual para sufragar el coste de la plaza en residencia de mayores.

Por otro lado, el servicio de respiro ayuda económicamente de manera puntual a la contratación de un servicio de apoyo y respiro para el cuidador familiar de personas dependientes, y el servicio de atención en el domicilio destina una ayuda económica para atender las necesidades básicas de la vida diaria (alimentación, higiene y vestido entre otras).

Contador

Para leer más