La falta de diagnóstico del TDAH genera una carga socioeconómica de 13,3 millones de euros anuales en España

Archivo - El efecto de la dieta mediterránea en los niños con TDAH
Archivo - El efecto de la dieta mediterránea en los niños con TDAH - INICIATIVAS VIRTUALES - Archivo
Publicado: jueves, 11 julio 2024 14:01

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La falta de diagnóstico del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) genera una carga socioeconómica de 13,3 millones de euros anuales en España (coste periódico) y 4,1 millones de euros (coste puntual, es decir, el asociado con el diagnóstico y el año siguiente), según revela el estudio 'La carga socioeconómica del trastorno por déficit de atención con hiperactividad del adulto en España', impulsado por Takeda y publicado en la revista 'Global and Regional Health Technology Assessment'.

Este estudio también revela que el TDAH tiene un coste de tres millones de euros (coste periódico) y 1,5 millones de euros (coste puntual) en el caso de personas diagnosticadas y subraya que el coste total anual por paciente de TDAH puede ascender a 15.652 euros. De esta cifra, un 49,8 por ciento corresponde a costes del ámbito económico, un 28,4 por ciento a carga social, un 21,7 por ciento a sanitaria y un 0,1 por ciento a carga legal.

El retraso en su diagnóstico y tratamiento contribuye a incrementar la carga socioeconómica del trastorno, lo que pone de manifiesto la necesidad de contar con estrategias de diagnóstico y tratamiento temprano a nivel nacional para reducirla. Respecto a la carga asociada al ámbito sanitario, el coste mínimo para el diagnóstico del TDAH se estima en 577 euros por persona, mientras que, en el primer año tras el diagnóstico, el coste del abordaje de este trastorno se estima en 3.534 euros, que disminuye a los 3.396 euros en los años posteriores.

De estos costes asociados al ámbito sanitario, las hospitalizaciones son las que aglutinan la mayor parte de los gastos, con un 53 por ciento, mientras que la medicación se queda en el 10 por ciento.

Al respecto, el jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Vall d'Hebron, profesor titular de la Universitat Autònoma de Barcelona y coordinador del Programa Trastornos Psicosomáticos, de Ansiedad y de control de impulsos del Centro de Investigación Biomédica en Red Salud Mental (CIBERSAM), el doctor Josep Antoni Ramos Quiroga, considera que "el diagnóstico temprano del TDAH permitiría avanzar en prevención secundaria: prevenir el desarrollo de adicciones, trastornos de conducta, riesgo de suicidio y complicaciones como accidentes de tráfico o problemas de rendimiento académico".

El tratamiento con medicamentos específicos para el TDAH ayuda a reducir el riesgo de presentar estás complicaciones del TDAH no correctamente tratado. Como todo medicamento deben utilizarse solo en caso necesario, con unos beneficios muy superiores a los potenciales efectos secundarios.

En el ámbito social, este trabajo estima que la carga de este trastorno es de 4.438 euros anuales por paciente, principalmente, debido al consumo de sustancias (74%) y, en menor medida, a problemas en las relaciones con la pareja (16%) y con otras personas (8%). Una cifra que puede incrementarse 431 euros de manera puntual en caso de divorcio y suicidio.

Asimismo, la carga asociada al ámbito económico se estima en 7.795 euros anuales por paciente debido, sobre todo, al absentismo laboral (53%) y la reducción salarial (32%). Por último, en el ámbito legal, se estima una carga de 23 euros anuales por paciente vinculada a multas de tráfico, aunque debido a estancias en prisión y retiradas del carné de conducir esta cifra puede incrementarse 3.351 euros de manera puntual.

Más allá de la carga socioeconómica para el sistema, el TDAH tiene un importante impacto sobre los pacientes. Así pues, el 64,4 por ciento de los pacientes ha visto afectado su éxito profesional al convivir con este trastorno, mientras que un 63 por ciento tiene problemas con sus relaciones sociales. Además, el 86,6 por ciento presenta comorbilidades en general, y el 66,2 por ciento tiene al menos alguna comorbilidad psiquiátrica. De hecho, los pacientes con TDAH tienen un riesgo 5,9 veces mayor de suicidio que una persona sin TDAH.

Por último, cabe destacar que el 19,6 por ciento presenta problema de alcoholismo, el 48,3 por ciento fuma y el 20,8 por ciento tiene problemas con el consumo de cocaína.

Contador