Publicado 21/09/2020 13:23CET

Expertos piden estrategias de microeliminación en poblaciones de alta prevalencia para lograr eliminar la hepatitis C

Ciclo de vida del virus de la hepatitis C
Ciclo de vida del virus de la hepatitis C - ALIX POULOT - Archivo

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Expertos reunidos en la jornada 'Chemsex, Automuestreo y Hepatitis C', organizada pro Gilead Sciences, han instado a implementar estrategias de microeliminación en poblaciones de alta prevalencia para lograr eliminar la hepatitis C.

La jornada ha tenido como objetivo analizar y revisar iniciativas eficaces para frenar el incremento de la infección por el virus de la hepatitis C en poblaciones de alta prevalencia, como hombres gais, bisexuales y otros HSH (hombres que tienen sexo con hombres) que mantienen actividades sexuales bajo la influencia de distintos tipos de sustancias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha fijado el año 2030 como meta para lograr la eliminación de la hepatitis C, un grave problema de salud pública. En la actualidad, más de 135.000 pacientes han sido tratados en España, pero se estima que quedan unas 80.000 personas infectadas por este virus y más de 22.000 no estarían diagnosticadas.

Para alcanzar el objetivo de la OMS, el coordinador del ciclo de encuentros, el doctor Joan Colom, subdirector general de Drogodependències y director del Programa de prevención, control y atención al VIH, las ITS y las Hepatitis Víricas (PCAVIHV) de Cataluña, apunta que "es fundamental implantar estrategias de microeliminación incidiendo en las poblaciones clave, principalmente personas que se inyectan drogas, y también inmigrantes de países con altas prevalencias, hombres que tienen sexo con hombres, personas con VHC coinfectadas por el VIH o internos en centros penitenciarios, con la promoción del diagnóstico precoz y la mejora en el acceso al tratamiento, así como la prevención de las reinfecciones".

Colom, igualmente, subraya que "en la población de HSH es prioritario sensibilizar e informarles sobre estrategias de reducción de riesgos y daños, incentivando y promocionando la prueba del VHC tanto presencial en dispositivos sanitarios y comunitarios como 'on line', con estrategias de automuestreo del cribado de la hepatitis C".

En este sentido, la moderadora de esta sesión, la doctora Laia Miquel, psiquiatra del Centro de Atención y Seguimiento de la Unidad de Adicciones de l'Hospital Clínic i Provincial de Barcelona, ha indicado que "es importante poner énfasis en que la población en la que se ha centrado la jornada presenta un elevado riesgo de infección por el VHC debido a las prácticas sexuales y de consumo de sustancias que se practican en el entorno de chemsex". Además, ha puesto el foco en que se trata de una "población en aumento siendo el reto principal llegar al máximo número de usuarios para diagnosticar y tratar precozmente la infección del VHC".

Según datos del Ministerio de Sanidad, más del 80 por ciento de las personas que tienen infección por VHC refieren exposiciones o situaciones de riesgo para la transmisión del virus. El paciente usuario de drogas es el colectivo con mayor prevalencia de la infección, y se trata de un colectivo numeroso, heterogéneo y de difícil acceso por lo que debe de contar con un plan de abordaje específico en el que los especialistas en adicciones y los profesionales de Atención Primaria tienen un papel fundamental.

Tal y como señala el doctor Rafael Esteban, del Hospital Universitari Vall d'Hebron de Barcelona, "en la actualidad en España el número de pacientes usuarios de drogas diagnosticados y tratados es aún subóptimo". "Para cumplir los objetivos de la OMS se debe ofrecer una atención multidisciplinar, que ha demostrado obtener mejores resultados, y establecer protocolos consensuados de actuación específicos para estos pacientes que mejoren la coordinación entre los diferentes niveles asistenciales".

Por su parte, Colom puntualiza que en Cataluña ya existe un Protocolo de diagnóstico y tratamiento del VHC para personas drogodependientes y explica que "es importante buscar la infección de forma activa". "Tenemos que hacer un diagnóstico precoz de las infecciones ocultas, tanto en población general, a través de la atención primaria, como en poblaciones clave, en sus espacios y ambientes, y tratarlos", agrega.

En cuanto a las estrategias de microeliminación en poblaciones de alta prevalencia, el doctor Rafael Esteban recalca que "pasan por la segmentación de los programas dirigidos a focos primarios de la infección instituciones penitenciarias, usuarios de drogas por vía parenteral, etc. y de las que ya contamos con experiencias exitosas en España, donde se ha demostrado la utilidad de la telemedicina, por ejemplo, en centros penitenciarios españoles e internacionales, o el diagnóstico descentralizado, sea in situ o no". De esta manera, ha señalado que es necesario introducir mejoras en los procesos de diagnóstico y tratamiento y una de las claves está en "facilitar la dispensación delegada en poblaciones de alta prevalencia y acercar el tratamiento en el PoC (Point of Care)".

Entre las acciones para mejorar el acceso al cribado y seguimiento de los pacientes propuestas en la "Guía para el cribado de la infección por VHC", elaborada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar social, con el consenso de diferentes instituciones vinculadas al manejo de la Hepatitis C, están el diagnóstico en un solo paso o la búsqueda de personas que tienen una prueba de anticuerpos frente al VHC positiva en algún registro sanitario sin constatación de confirmación del diagnóstico, así como de personas con diagnóstico de viremia confirmado sin constatación de posterior seguimiento e inicio del tratamiento con antivirales de acción directa.

Igualmente, contemplan la simplificación de los modelos de atención evitando múltiples derivaciones y adaptando a la atención de las personas con mayor vulnerabilidad; la integración de las actividades de prevención y cribado; la coordinación y atención multiprofesional en los centros de atención a personas drogodependientes o la mejora de los sistemas de coordinación de los servicios de salud de las diferentes CC.AA. e instituciones penitenciarias.

La jornada 'Chemsex, Automuestreo y Hepatitis C', coordinada por el doctor Colom, subdirector general de Drogodependències de Catalunya y Director del PCAVIHV, y moderada por Laia Miquel, psiquiatra del Centro de Atención y Seguimiento de la Unidad de Adicciones de l'Hospital Clínic i Provincial de Barcelona, ha contado con la participación de la Dra. Cristina Agustí, epidemióloga del Centre d'Estudis Epidemiològics sobre el VIH/SIDA/ITS de Catalunya (CEEISCAT); José María Vázquez, psiquiatra del Centro de Atención y Seguimiento de Sants de Barcelona; Montserrat Laguno, especialista de enfermedades infecciosas del l'Hospital Clínic i Provincial de Barcelona; y el doctor Esteban, Catedrático de Medicina (Hepatología) de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Barcelona, Hospital Universitari Vall d'Hebron.

Gilead ha organizado el ciclo de 'Enfermedades Infecciosas en Adicciones en Cataluña' con el aval de Socidrogalcohol y la Societat Catalana de Psiquiatria i Salut Mental, como parte de su compromiso con la sociedad científica y el apoyo a los profesionales sanitarios involucrados en la eliminación de la hepatitis C. La primera jornada analizó las 'Adicciones y COVID', la segunda 'el abordaje del paciente de adicciones con Hepatitis C' y la tercera y última sobre 'Chemsex, automuestreo y Hepatitis C'.

Contador

Para leer más