Publicado 23/09/2021 13:35CET

Expertos médicos, a favor de la colaboración público-privada en beneficio de la salud de la ciudadanía

Encuentro de la Fundación Idis.
Encuentro de la Fundación Idis. - FUNDACIÓN IDIS

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La colaboración público-privada en materia de Sanidad debe normalizarse en beneficio de la salud de la ciudadanía, han señalado este jueves el exconsejero de Salud del Gobierno Vasco Jon Darpón, y el doctor Julio Mayol, director médico del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, quienes han participado en el encuentro 'Idiálogos para una mejor sanidad', organizado por la Fundación IDIS.

Esto encuentro versa sobre dos de los principios del 'Manifiesto por una sanidad mejor' impulsado por la Fundación, con el que se pretende dar solución a los problemas que aquejan desde hace tiempo en el sistema sanitario. En este ocasión se ha revisado el principio 6 del Manifiesto: Eficiente y el principio 7: Reformista e Innovadora. En el manifiesto conviven 10 principios con los que se hace un llamamiento al Ministerio de Sanidad, CCAA, Administraciones y Partidos Políticos, para tomar medidas que mejoren el sistema sanitario.

En cuanto a la necesidad de un sistema sanitario eficiente, abordo desde la necesidad de que las organizaciones sanitarias tengan capacidad de gestión estratégica, económica y de personal, Darpón, quien es además COO-Vicepresidente de Operación e Infraestructura de Keralty Health, considera la necesidad de "reformular" el sistema y su regulación.

"La salud es un bien siempre muy valorado y a partir de la pandemia mucho más, pero no a cualquier coste", ha explicado, recordando que la eficiencia consiste en tener los mejores resultados con el coste adecuado. "Tenemos un sistema sanitario que necesita reformas", ya que, como ha explicado, "es muy parecido al que se creo en el 86", sin embargo "la sociedad no se parece en nada a la del 80". Por tanto apuesta por una reforma del sistema que se adapte a la sociedad actual con mayor esperanza de vida y otras necesidades.

En el mimo sentido, Mayol, quien además es académico Correspondiente de la Real Academia Nacional de Medicina, considera que el problema es que tenemos el sistema actual "ha funcionado razonablemente pero las sociedades cambian", y observa que el riesgo es que los profesionales se terminen desenganchando de la sociedad a la que tiene que proveer de salud. A su juicio, es importante ver en qué se va a ser eficiente teniendo en cuenta que hablar de salud es "bastante intangible".

Para este experto, todos los sistema sanitarios mundiales afrontan cinco grandes problemas: el primero la variabilidad en calidad de resultados; la gran cantidad de efectos adversos que general las intervenciones/decisiones o no toma de decisiones; el desperdicio, "la cantidad de cosas inútiles que se hacen"; la inequidad, referido al sobre diagnostico y sobre tratamiento, y la poca prevención. En su opinión, hay que resolver estos cinco problemas para conseguir ser más eficientes.

Darpón, que ha agradecido el trabajo de todos los profesionales sanitarios, considera que la pandemia puede ser un "revulsivo" para el cambio del sistema. ""La pandmeia a contrabalanceado la medicina presencial con la medicina no presencial; en muchos aspectos hay tendencias que han venido para quedarse", ha afirmado, admitiendo que hay que recuperar la cercania humana y la relación médicos-paciente porque, "es cierto, que no lo puedes sustituir por una atención telefónica".

En su opinión, la sanidad, investigación e innovación van a pegar un salto, que será una "oportunidad para los profesionales". "La pandemia ha dejado una relevancia en el mundo de la salud que va a continuar. Creo que va a haber un antes y un después de la pandemia", ha señalado.

Por otra parte, lamenta que la administración no fomente el reconocimiento entre los profesionales, "quienes tienen muchos años de experiencia a las espaldas para cada vez hacerlo mejor". Para conseguir esto pide medir resultados, ser transparentes y mostrar el talento de los profesionales, tanto en beneficio de los nuevos profesionales como de los que llevan más años.

En cuanto a la colaboración público-privada, la considera necesaria. Cree que no se cuestiona al Sistema Nacional de Salud, al tiempo que afirma que lo "mejoraría", ya que "fomentaría más la eficiencia, establecería más competencia, lo que a la larga puede dar mejores resultados". "¿Por qué va a ser diferente la salud de otros sectores?", se pregunta, afirmando posteriormente que, como en cualquier sector, "lo importante es la calidad del servicio", así como la equidad del mismo.

Más exceptico, Mayol, quien también ha destacado el compromiso de los profesionales sanitarios en ésta pandemia, considera que está por ver si lo ocurrido va a generar un cambio. Así, entiende, de cara al futuro y a una mayor excelencia no "se puede tener un sistema rígido". Apuesta por aumentar la capacidad de evaluar resultados para rendir cuentas, no desde el punto de vista negativo, si no para mejorar.

Defiende reconocer la experiencia de los profesionales sanitarios, y entender que "la visibilidad y la reputación pueden ser más importantes que el aumento mínimo de la remuneración"; así, defiende también, premiarles con tiempo.

En cuanto a la colaboración con la sanidad privada, entiende que el sistema es extremadamente complejo pero pone el valor en la necesaria diversidad, de ahí su apuesta por las sinergias con la sanidad privada. "Los ciudadanos tienen que tener buena salud y hay que garantizar que las personas elijan cómo conseguir su atención de salud".

"Los recursos del país tienen que estar a disponibilidad del sistema sanitario para conseguir los mejores resultados en salud para toda la población", ha explicado, contrario de bloquear cualquier recurso que pueda beneficiar a la sociedad.

UNA SANIDAD ABIERTA A PLANES Y REFORMAS

El segundo bloque del encuentro, los expertos han tratado la importancia de una sanidad abierta a planes y reformas basados en la investigación y la innovación responsable. Al respecto, Mayol ha recordado que los profesionales están muy expuestos a los canales de información específicos, pero ha recordado que el éxito se encuentra en analizar el profeso antes de incluir cualquier innovación. "El sistema tiene que ser capaz de incorporar innovación siempre que sea capaz de innovar en los procesos", ha resumido el experto, para quien existe mucho conocimiento y hay que ver cómo se usa ese conocimiento.

Darpon considera que "innovar es mejorar el proceso". Entiende que el sistema es "netamente asistencial" pero se mide muy poco el resultado final, por tanto "el sistema de salud debe ser mucho más integral, medir todo el proceso". Así, ha lamentado la rigidez del sistema sanitario público, una fragmentación que choca con la atención multidisciplinar, cada vez más imprescindible en la atención completa del paciente.

"Hemos partido de un sistema muy paternalista", aunque el sistema está cambiando, ha señalado el ex consejero vasco, quien entiende que debe ser el paciente el centro del sistema, porque "nadie sabe cómo se encuentra como el paciente". Por este motivo, apoya la idea de incorporar la voz del paciente en órganos decisorios.

Sobre la misma idea, Mayol apuesta por incorporar la voz del "paciente experto" y, también, la voz de aquellos pacientes que no se encuentran representados en las asociaciones. Y para ello, entiende, que hay que buscar innovación para prestar el conocimiento de los profesionales sanitarios a los pacientes, para que "la gente pueda tomar decisiones sobre su propia vida".