Publicado 07/06/2022 16:28

Expertos en clonación de células madre dan el primer paso para limitar las consecuencias de la fibrosis quística

Archivo - Imagen gráfica del Día Mundial de la Fibrosis Quística
Archivo - Imagen gráfica del Día Mundial de la Fibrosis Quística - FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE LA FIBROSIS QUÍSTICA

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

Dos expertos reconocidos a nivel nacional en clonación y ciencia de células madre de la Universidad de Houston (Estados Unidos) están dando el primer paso para limitar las consecuencias de la inflamación crónica en la fibrosis quística (FQ) al identificar la fuente de esta inflamación persistente y enigmática en los pulmones con FQ.

Se trata de una enfermedad hereditaria y progresiva que causa infecciones pulmonares duraderas y limita la capacidad de respirar. Está causada por un defecto en un gen llamado regulador de conductancia transmembrana de fibrosis quística (CFTR), el cual le indica al cuerpo que produzca moco anormalmente pegajoso y espeso que obstruye los órganos, particularmente los pulmones, causando una enfermedad pulmonar crónica caracterizada por infecciones e inflamación.

Si bien siempre se supuso que la inflamación en el pulmón con fibrosis quística era una respuesta normal a las infecciones bacterianas, estudios recientes han puesto en duda ese vínculo y han hecho que la fuente de esta inflamación sea un misterio. "Eso planteó la posibilidad de que la inflamación, y quizás otras características patogénicas de la FQ, se mantengan por elementos que emergen en la enfermedad que son completamente independientes de la actividad de CFTR", han dicho los expertos.

Curiosamente, la misma situación puede estar operando en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), donde la inflamación y la progresión de la enfermedad continúan a pesar de dejar de fumar. En la EPOC, estudios recientes informados por el laboratorio han mostrado una fuerte correlación entre la aparición de variantes de células madre proinflamatorias y la propia enfermedad.

Utilizando tecnología que clona células madre de pulmones normales, el laboratorio de Xian-McKeon descubrió que el pulmón de la EPOC estaba dominado por tres variantes de células madre que impulsan toda la patología de la EPOC, incluida la inflamación, la fibrosis y la hipersecreción de mucina.

"Dadas las similitudes patológicas conocidas entre la EPOC y la fibrosis quística, preguntamos si el pulmón de la fibrosis quística también está dominado por células madre patógenas. Generamos bibliotecas de células madre de cuatro pulmones con FQ que mostraban no solo las tres variantes observadas en la EPOC, sino también dos variantes proinflamatorias adicionales", han dicho los expertos.

El equipo plantea la hipótesis de que estas variantes de células madre de la FQ desempeñan un papel clave en la progresión de la FQ y representan elementos patogénicos de esta enfermedad desencadenados por el gen CFTR y, sin embargo, independientes de él. Para identificar los impulsores inflamatorios clave en las tres variantes, los expertos utilizarán la edición de genes CRISPR-Cas9, que les permite crear rápidamente modelos celulares.

"La edición del genoma CRISPR-Cas9, junto con nuestros modelos de xenoinjerto, ofrece un medio poderoso y factible para evaluar la jerarquía de factores secretados por estas tres variantes de células madre proinflamatorias que se encuentran en el pulmón con FQ", han argumentado.

Los estudios se encuentran en la cúspide de una nueva clase de medicamentos para la fibrosis quística que restauran la actividad de CFTR en estos pacientes. "Los estudios clínicos sugieren que la aplicación temprana de los moduladores CFTR cambiará las reglas del juego para la FQ, aunque su impacto en la enfermedad pulmonar avanzada puede ser más modesto", han zanjado.

Contador