España "no ha perdido el tren" de la inmunoterapia gracias a la financiación privada y europea

Actualizado 22/11/2019 12:40:30 CET
Presentación del Simposio internacional Facts and Hopes in Cancer Immunotherapy
Presentación del Simposio internacional Facts and Hopes in Cancer Immunotherapy - UNAV

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

España "no ha perdido el tren" de la inmunoterapia gracias a la financiación de la industria farmacéutica, organizaciones como la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y fondos europeos, según han avisado diversos expertos con motivo de la celebración, este viernes y sábado, del simposio internacional 'Facts and Hopes in Cancer Immunotherapy', organizado en la Fundación Ramón Areces por la Clínica Universidad de Navarra y su Centro de Investigación en Medicina Aplicada (CIMA).

Y es que, tal y como ha comentado durante la presentación del encuentro el codirector del servicio de Inmunología e Inmunoterapia de la Clínica Universidad de Navarra e investigador senior del CIMA, Ignacio Melero, los recursos públicos destinados a la investigación en España han sido y son "claramente insuficientes" y, en el caso de la aparición de la inmunoterapia, "reaccionaron tarde".

"Afortunadamente en España tenemos acceso a la financiación europea, de la industria farmacéutica y de asociaciones y, por ello, no hemos perdido este tren, porque los fondos públicos son mucho más bajos que los que destinan otros países. Además, estamos perdiendo a muchos jóvenes investigadores", ha apostillado el doctor Melero, quien, no obstante, ha asegurado que en ensayos clínicos con inmunoterapia la actividad en España es "muy potente".

En este sentido se ha pronunciado también el profesor de la Universidad de Medicina de Chicago (Estados Unidos) y uno de los pioneros en la utilización conjunta de la radioterapia e inmunoterapia, Ralph R. Weichselbaum, quien ha destacado que, a pesar de que es España es un país "relativamente pequeño", la actividad en los tratamientos inmunoterápicos es "buena" gracias a la labor realizada en algunos centros españoles situados en Pamplona o Barcelona.

De hecho, a lo largo de los dos días que dura el simposio se va a poner de manifiesto que España es un país piloto en reclutamiento de ensayos clínicos en fases tempranas con inmunoterapia. "Dados los escasos recursos que tiene España, el país está teniendo un papel muy bueno en estos tratamientos", ha añadido el doctor R. Weichselbaum, tras recordar que Estados Unidos se está gastando "muchos billones de dólares" en estas terapias que, aunque en ocasiones ese dinero "no está gastado de la mejor manera", los avances que se logran son un motor económico "importante", tanto para el sector social como el sector hospitalario.

Por otra parte, los expertos han comentado algunos de los principales que se van a abordar en el encuentro como, por ejemplo, el papel que juegan en la inmunoterapia del cáncer las células inmunes 'natural killer' (NK). Se trata, tal y como ha explicado el doctor del Hospital pediátrico Bambino Gesù de Roma (Italia), Lorenzo Moretta, de unas células que, a diferencia de las células CAR y según se ha probado en ratones, se pueden usar de un donante, pueden multiplicarse en el laboratorio y su coste es más reducido, permitiendo así tratar a un mayor número de afectados.

"Los resultados están siendo prometedores", ha aseverado, tras recordar que en la actualidad la inmunoterapia no está beneficiando al 80 por ciento de los pacientes, y que los tumores que mejor responden son los que tienen un mayor número de mutaciones como, por ejemplo, el melanoma o el cáncer de pulmón, si bien también ha tenido un "especial éxito" en cánceres hematológicos.

Otros temas que se van a abordar son los efectos sinérgicos de la inmunoterapia y la radioterapia; los resultados beneficiosos de la inmunoterapia frente al melanoma, cáncer de hígado, esófago u ovario; el diseño de nuevos fármacos más potentes y eficaces; el papel de las terapias CART; o los nuevos mecanismos moleculares implicados en la activación del sistema inmunitario.

Contador

Para leer más