Publicado 02/03/2021 13:51CET

Experto sostiene que el futuro de la inmunoterapia podría ser tratamientos 'listos para usar' contra el cáncer

Archivo - Científicos en laboratorio, inmunoterapia
Archivo - Científicos en laboratorio, inmunoterapia - GETTY IMAGES / POBA - Archivo

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente asociado de investigación de la Universidad de Texas en Arlington y profesor de la Facultad de Enfermería e Innovación en Salud de la UTA, Jon Weidanz, sostiene que las inmunoterapias emergentes basadas en proteínas podrían conducir a tratamientos contra el cáncer "listos para usar" altamente efectivos para más pacientes.

En un nuevo artículo de la revista 'Science' que será publicado el viernes, Weidanz, quien también es el autor de una perspectiva sobre el desarrollo de inmunoterapias contra el cáncer, evalúa los hallazgos de tres estudios realizados por investigadores de la Universidad Johns Hopkins y propone que un método emergente de inmunoterapia basada en proteínas que se dirige a mutaciones que ocurren comúnmente en células cancerosas o neoantígenos (antígenos mutados producidos por células tumorales) podría conducir a tratamientos que son eficaz para pacientes oncológicos.

La inmunoterapia, un método para tratar enfermedades mediante la estimulación del sistema inmunológico de una persona, es una alternativa en desarrollo a los tratamientos tradicionales contra el cáncer. "Hasta hace poco, los pacientes estaban limitados a cuatro opciones de tratamiento: cirugía, radiación, quimioterapia y terapia dirigida", señala Weidanz.

Sin embargo, continúa, "el santo grial siempre ha sido desarrollar estrategias que aprovechen el poder del sistema inmunológico para atacar y destruir el cáncer. Con los recientes avances en inmuno-oncología junto con los nuevos hallazgos que se publican en 'Science' parece que estamos acercándose al cáncer con nuevas inmunoterapias ".

A medida que la medicina ha avanzado, los inmunólogos han descubierto formas de diseñar las células T de una persona, los glóbulos blancos que luchan y destruyen las células infectadas, para reconocer y atacar las células cancerosas y eliminarlas del cuerpo. Este enfoque ha dado lugar a emocionantes avances en el campo y a la remisión en algunos pacientes. Sin embargo, se requiere más trabajo para que esta forma de terapia con células T sea más accesible.

Alternativamente, los investigadores han desarrollado enfoques que estimulan el sistema inmunológico sin eliminar las células T del cuerpo. Estos tratamientos 'listos para usar' a base de proteínas, conocidos como anticuerpos biespecíficos que involucran a las células T, han demostrado ser efectivos en el tratamiento de pacientes con leucemia linfoblástica aguda, un tipo de cáncer de la sangre.

"Lo ideal es crear moléculas de proteínas que tengan dos brazos. Un brazo puede reconocer la célula cancerosa y unirse a ella. El otro brazo se une a las células T. El fármaco proteico acerca a las células T a las células tumorales, que activan las células T para destruir las células tumorales", señala el experto.

Estas proteínas de dos brazos, o biespecíficas, evitarían las células sanas mientras destruyen las células cancerosas. Weidanz sostiene que este método de inmunoterapia a base de proteínas podría marcar la diferencia. La clave se reduce a los objetivos únicos expresados por las células cancerosas que reconoce el fármaco de proteína biespecífica. Los anticuerpos biespecíficos podrían unirse a objetivos de neoantígenos particulares que se encuentran en las células tumorales y reclutar células T para destruir el cáncer.

"La belleza de las proteínas biespecíficas es que podría fabricar esas proteínas y ponerlas en el estante como un agente de inmunoterapia. Si un médico ve que el cáncer de un paciente expresa el objetivo del neoantígeno, podría tratarse de inmediato. Sigue siendo una medicina personalizada, pero no requeriría la ingeniería de células T", explica.

Experto en inmunología, Weidanz tiene más de 30 años de experiencia en investigación biotecnológica con énfasis en inmunoterapia, especialmente en oncología y desarrollo de productos para diagnosticar y tratar el cáncer. Su laboratorio de investigación en la UTA investiga cómo el sistema inmunológico identifica las células malignas con el objetivo de diseñar tratamientos que aumenten la capacidad de las células inmunitarias para destruir las células cancerosas.

Para leer más