Experto avisa de que modificar el anonimato del material reproductivo bajará las tasas de éxito de reproducción asistida

Publicado 11/02/2020 18:45:36CET
reproducción asistida
reproducción asistida - FUNDACIÓ PUIGVERT/CEDIDA - Archivo

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El director médico de Clínicas Eva, César Lizán, ha avisado de que modificar el anonimato del material reproductivo, como así lo ha propuesto el Comité de Bioética de España, supondrá una "bajada" en las tasas de éxito de la reproducción asistida.

"En un mundo cada más globalizado, una consecuencia lógica sería que en caso de poder permitírselo, los pacientes buscaran en otros países con una legislación más acorde con sus necesidades. Lo que, además, supondría para el sector de la reproducción asistida en España el fin del liderazgo internacional", ha dicho Lizán.

Asimismo, prosigue, para el paciente que busca una solución a su problema de infertilidad, que el derecho del hijo nacido a conocer su origen biológico del a través de las técnicas de reproducción humana asistida se encuentre por encima del anonimato del donante, puede acabar con las actuales tasas de éxito de los tratamientos, puesto que, se lamenta Lizán, el material genético empleado sería de peor calidad.

En este sentido, Lizán ha recordado que en los procedimientos llevados a cabo en laboratorio, los embriólogos seleccionan los óvulos y el esperma con mejores condiciones, con el fin, no sólo conseguir el ansiado bebé, sino de que éste venga al mundo libre de enfermedades de transmisión genética como el Síndrome de Down.

Si no se pueden seleccionar los óvulos, explica el experto, la fecundación in vitro deberá realizarse con los de la madre, que no está exenta de tener algún problema médico o, simplemente, óvulos envejecidos ( por lo tanto, menos fértiles o no ya no fértiles). "La inseminación artificial que se lleva a cabo con semen de donante se vería seriamente interrumpida, lo que retrasaría e, incluso, en muchos casos, impediría que algunas pacientes pudiesen quedar gestantes", ha dicho.

Sin embargo, ha lamentado que Comité de Bioética de España haya decidido a favor de los derechos del bebé a conocer a sus padres frente al anonimato de quienes donan material reproductivo. Hasta el momento, ese derecho sólo se respeta en caso de que surja un problema gravedad en la salud del hijo y sea necesario conocer los antecedentes de salud de los padres para aplicar algún tratamiento o tomar una decisión médica relevante.

"Los donantes, para quienes el anonimato resulta vital y les da toda la tranquilidad, participan en el proceso de forma voluntaria y prácticamente altruista, ya que apenas reciben una mínima compensación. En el caso de las mujeres, es un procedimiento sencillo e indoloro, que se realiza en quirófano , bajo sedación y con una duración aproximada de 30 minutos. Al igual que en el caso del varón, antes de la donación previamente dicha, se llevan a cabo analíticas y diversas exploraciones mamarias y fisiológicas", ha zanjado.

Contador