Publicado 31/03/2022 16:29

Estabilizar los niveles bajos de azúcar en la sangre durante la infancia previene el daño cerebral a largo plazo

Archivo - Recién nacido
Archivo - Recién nacido - HOSPITAL CLÍNICO SAN CECILIO - Archivo

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

Estabilizar los niveles bajos de azúcar en la sangre durante la infancia previene el daño cerebral a largo plazo, según un estudio llevado a cabo por expertos de la Universidad de Waterloo (Canadá) y la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda).

El nivel bajo de azúcar en la sangre, también conocido como hipoglucemia, ocurre cuando el nivel de glucosa en la sangre es demasiado bajo. El nivel bajo de azúcar en la sangre es muy común y afecta a más de uno de cada seis bebés.

Dado que la glucosa es la principal fuente de combustible para el cerebro y el cuerpo, un nivel bajo de azúcar en la sangre no tratado puede causar efectos adversos en el desarrollo neurológico de un niño hasta la edad de 4,5 años.

Si bien se sabe que la exposición a la hipoglucemia altera la forma del curso del desarrollo temprano, ha habido una brecha significativa en nuestra comprensión de cómo la hipoglucemia puede alterar el desarrollo de un niño después de la primera infancia.

El nuevo estudio del equipo examinó las consecuencias a largo plazo del desarrollo del cerebro de un niño en la mitad de la infancia (entre los nueve y los 10 años) y descubrió que no había una diferencia significativa en los resultados académicos de los niños expuestos a la hipoglucemia cuando eran recién nacidos, en comparación con sus compañeros.

"Es un gran alivio saber que los bebés que nacen y reciben tratamiento por una afección tan común como la hipoglucemia probablemente no sufran daño cerebral a largo plazo", han asegurado los investigadores.