Publicado 21/12/2021 12:31CET

Especialistas y pacientes elaboran un decálogo para impulsar una atención sociosanitaria de calidad en diabetes

Archivo - Control del nivel de glucemia en un paciente de diabetes con un glucómetro.
Archivo - Control del nivel de glucemia en un paciente de diabetes con un glucómetro. - SIMPSON33/ISTOCK - Archivo

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Federación Española de Diabetes (FEDE) y la Sociedad Española de Diabetes (SED), junto a Novo Nordisk, han definido, a modo de decálogo, la 'Hoja de Ruta para el cuidado de la diabetes', para conseguir una atención sociosanitaria de calidad en este enfermedad y dar visiblidad a las necesidades que aún no están cubiertas en este sentido.

Así, equidad en la asistencia presencial y remota, menos trámites burocráticos o prevención de las complicaciones de la diabetes son algunas de las claves para abordar los desafíos que sigue presentando. Por ello, el documento pretende dar a a conocer a la administración pública la necesidad de tomar medidas preventivas y dar visibilidad también a nivel social.

"El 90 por ciento de los pacientes con diabetes son de tipo 2, relacionados con los hábitos de vida saludable. Por eso, es fundamental concienciar a la población de que el autocuidado personal es muy importante", recuerda el presidente de FEDE, Juan Francisco Perán.

Al respecto, el doctor Antonio Pérez, presidente de la SED, opina que España "ha facasado en prevención de diabetes". "No hemos sido eficaces en darle visibilidad y poner en valor lo que represaenta la diabetes no solo para los pacientes, sino para la sociedad en general", explica.

Así, ha hecho hincapié en la importancia de implementar políticas de prevención. "Hay que invertir en promoción de un estilo de vida saludable y luchar contra la obesidad. Esto es un fracaso demostrado porque cada vez tenemos más obesos a eddades mas precoces", ha señalado el doctor, que ha abogado por iniciar esta concienciación desde escuela.

Así, Pérez también comenta que, "desde el descubrimiento de la insulina hace cien años se ha avanzado mucho en la mejora de la salud y la calidad de vida de las personas con diabetes, pero hay que ir más allá desde el punto de vista social e individual para un futuro mejor".

PREVENCIÓN Y CALIDAD DE VIDA, ¿QUÉ SIGUE?

Por otro lado, según Perán, "está claro" que se necesita más que medicina para abordar los retos de la diabetes. "También se necesita formación y educación diabetológica para los pacientes y sus familiares, apoyo a los profesionales sanitarios para el buen desarrollo de su labor asistencial y cambios estructurales e institucionales a todos los niveles", apunta. Así, como se expone en la 'Hoja de Ruta', se lograría disminuir el número de casos, mejorar su control o acabar con la falta de concienciación y discriminación.

Asimismo, el presidente de FEDE incide en que, es "primordial" la participación de los representantes de los pacientes en la toma de decisiones. Con ello, se contribuiría a la aprobación de medidas más acertadas, en función de las necesidades reales de las personas con diabetes y sus familiares, "y que aún están sin cubrir por parte de la administración pública", señala.

MEJOR CONTROL, ACCESO Y ATENCIÓN

Otro aspecto indicado en la 'Hoja de Ruta' es el retraso o falta de equidad en el acceso a la innovación o a una atención multidisciplinar que siguen teniendo las personas con diabetes. En este sentido, el doctor Pérez explica que "cualquier persona con diabetes en España, viva donde viva, debe tener acceso a la información, la experiencia y la atención que necesita, pues algo vital para que las personas con diabetes tengan una vida normal".

Respecto a otros dos retos imperantes del sistema sanitario, la contención de gastos y la reducción de la presión asistencial de los hospitales, el doctor Pérez ha llamado la atención sobre otros puntos de la 'Hoja de Ruta', como la importancia de una intercomunicación entre los distintos niveles asistenciales.

"Por un lado, es llamativo el dato según el cual solo el 15 por ciento del gasto público en diabetes corresponde a los fármacos para su tratamiento, por lo que prevenir sus complicaciones asociadas, responsables del otro 85 por ciento, contribuiría indudablemente a la gestión de los costes evitables", afirma.

Por otro lado, aboga por asignar al menos una unidad básica, compuesta por un médico especialista en Atención Primaria y un profesional de Enfermería, para la atención de esta patología en los centros de salud. "Dicha unidad estaría en comunicación directa, a través de la consultoría médica y de enfermería, con la Unidad de Diabetes de sus hospitales de referencia, y ayudaría a reducir la presión asistencial de estos y a mejorar la atención", ha defendido.

En definitiva, ambos coinciden en que quedan por delante "importantes retos sociales y asistenciales". "La responsabilidad compartida de todos los agentes sociosanitarios que estamos implicados en el cuidado de la diabetes y la estrecha colaboración será la mejor manera de trabajar para conseguir el cambio necesario", defienden.

INNOVACIÓN CONSTANTE, FUNDAMENTAL

"La innovación constante es fundamental para abordar los importantes desafíos en el cuidado de la diabetes, asegurar al paciente una vida normal y avanzar hacia la erradicación de la enfermedad", señala por su parte el doctor Francisco Pajuelo, director médico de Novo Nordisk, que también ha participado en la presentación del documento.

Además, la compañía, con la colaboración de expertos y personas que viven con diabetes, ha elaborado el informe 'Blueprint for Change sobre el estado de la diabetes'. En el mismo, se analizan los retos pendientes y los nuevos desafíos en el cuidado de esta enfermedad, que han sido el punto de partida para realizar la 'Hoja de Ruta'.

Como añade, la diabetes es una enfermedad "con un alto impacto emocional" para quien la padece; y que conlleva un gran consumo de recursos del sistema sanitario debido a su alta prevalencia.

Por ello, es "clave" fijar las prioridades y los objetivos; asignar y reorientar los recursos necesarios para darlos respuesta; y, por último, evaluar los resultados en salud que se vayan obteniendo a corto, medio y largo plazo.

"En definitiva, la diabetes es una pandemia y, como tal, hay que hacerle frente mediante un plan de acción claro, realista y contando con la implicación de todos los agentes involucrados: representantes de pacientes, profesionales sanitarios, administración pública y la empresa farmacéutica", concluye.

Contador

Para leer más