Actualizado 07/10/2014 7:21:39 +00:00 CET

En España nacen cada año unos 31.000 niños de forma prematura

Parto, nacimiento
GVA

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cada año nacen en España 31.000 bebés de forma prematura, considerando como tal a aquellos que se produce antes de la semana 37 de gestación o término, que representan uno de cada 13 nacimientos registrados, según los datos del informe 'Euro-Peristat' presentados con motivo del Día Internacional del Niño Prematuro que se celebra el próximo 17 de noviembre.

Con motivo de este día, Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Fundación Europea para el Cuidado de los Recién Nacidos Prematuros (EFCNI, por sus siglas en inglés), instituciones y asociaciones de padres de niños prematuros a nivel europeo y español han presentado una campaña bajo el lema 'Socks for life' para concienciar sobre el incremento de estos nacimientos en la gran mayoría de los países.

Actualmente los bebés se pueden clasificar como prematuros tardíos si el tiempo de gestación oscila entre las 33 y 36 semanas, y grandes prematuros cuando la edad gestacional es de 28 a 32 semanas. Cuando el embarazo ha durado menos de 28 semanas entran en la categoría de extremadamente prematuros.

La atención sociosanitaria y educativa a estos niños es fundamental no sólo en los primeros meses de vida, sino durante los primeros años, según recuerdan los expertos, ya que los neonatos prematuros tienen un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud que aquellos que nacen a término.

El grado de prematuridad repercute en un mayor riesgo de complicaciones graves como parálisis cerebral, déficits sensoriales, enfermedades crónicas o de padecer infecciones respiratorias agudas, especialmente la bronquiolitis causada por el virus respiratorio sincitial (VRS).

Tras las altas cifras de prematuridad en España se encuentran muchas familias que se enfrentan a una situación para la que a menudo no estaban preparadas, razón que explica la labor de las asociaciones de padres y madres de niños prematuros que les apoyan en un proceso que va más allá del tiempo que estos niños pasan ingresados desde su nacimiento en las unidades de Neonatología.

"La crianza de un hijo nacido prematuramente es una tarea muy absorbente por la mayor necesidad de atención que suelen requerir estos menores, especialmente los extremadamente prematuros", según ha reconocido la presidenta de la Alianza Aire, Concepción Gómez Esteban, Presidenta de Alianza Aire.

Aunque no existen registros sobre las causas de estos partos prematuros en nuestro país, la comunidad científica parece apuntar que en el caso español se trata de un conjunto de causas como las técnicas de reproducción asistida, los partos múltiples, el estrés laboral, los problemas de salud maternales y el retraso de la maternidad.

Por el contrario, en los países menos desarrollados, la prematuridad se liga a la falta de atención y seguimiento médico tanto durante el embarazo como en el parto y después de él.