Actualizado 07/03/2010 12:11:06 +00:00 CET

Los equipos de apoyo comunitario con mujeres ayudan a reducir la mortalidad neonatal, según estudio

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La creación de grupos de apoyo comunitario formados por mujeres puede ser vital para mejorar la atención durante el parto, como demuestran dos estudios publicados en la edición digital de 'The Lancet', que evidencian una reducción de la mortalidad neonatal e incluso un menor riesgo de depresión postparto en la madre.

Ambos estudios han sido liderados por el profesor Anthony Costello, del Centro de Salud Internacional de la University College de Londres (Reino Unido), y el primero de los estudios revisó los datos de dos poblaciones del oeste de La India, Jharkhand y Orissa, donde en algunas zonas se llevan a cabo programas de apoyo a la salud materna.

Tras supervisar 19.030 nacimientos durante tres años, detectaron que la mortalidad neonatal se redujo en casi un tercio (32%) en el total de la población, y hasta un 45 por ciento tras el segundo y tercer año. Además, los casos de depresión materna moderada cayó hasta un 57 por ciento en el último año.

Esta reducción de mortalidad estuvo provocada, según destacan los investigadores, a que estos grupos de apoyo "mejoran la higiene y las prácticas asistenciales". Además, tienen la ventaja de que "ayudan a los más pobres, a un bajo precio, y con unos beneficios a largo plazo".

El segundo de los estudios se llevó a cabo en Bangladesh, con un seguimiento de la mortalidad neonatal en 36.113 partos, observando "un efecto significativo" en el ámbito rural. Eso si, advierte Costello en sus conclusiones, es necesario que estas mujeres cuenten con el apoyo suficiente en recursos humanos y asistenciales.