Endocrinos señalan como un "reto" el objetivo de facilitar a los residentes conocimiento en Medicina Trangenero

Publicado 13/05/2019 14:01:12CET
SOYELIANA.ORG - Archivo

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

Para la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) es un "reto y un objetivo programático" facilitar a los residentes de Endocrinología una adecuada formación, "tanto en el manejo de las hormonas según las guías clínicas como en diversidad de género", ha afirmado el doctor Marcelino Gómez Balaguer, del Grupo de Trabajo de Identidad y Diferenciación Sexual de la SEEN y especialista de la Unidad de Identidad de Género del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Dr. Peset de Valencia.

"El trabajo dentro de los equipos multidisciplinares debería coordinarse desde la Endocrinología, pero unificando las actuaciones de psicólogos, médicos y pediatras, ginecólogos, cirujanos y trabajadores sociales", ha añadido durante un coloquio sobre incongruencia de género durante el XXIV Curso de Formación Continuada en Endocrinología y Nutrición de la SEEN, dirigido a médicos internos residentes (MIR) de tercer año (R3) de Endocrinología y Nutrición, y celebrado recientemente en Madrid.

Gómez Balaguer cree que "la entrada al circuito asistencial de las personas transexuales se está realizando cada vez más desde la Endocrinología". No obstante, recuerda que la identidad de género de una persona no la diagnostican los médicos, sino que se autodetermina. "La atención integral de las personas transexuales requiere una evaluación, no diagnóstica, de las necesidades de cada persona y debe planificarse de forma individualizada", ha matizado.

Por tanto, defiende que el endocrinólogo es una pieza fundamental en el engranaje asistencial de la diversidad sexual y de género. "La formación que recibe un estudiante de Medicina en temas identitarios es mínima, por no decir inexistente", ha alamentado.

La atención integral de la diversidad sexual y de género se denomina Medicina Transgénero y, además de incluir la atención endocrinológica, trata otros aspectos relacionados con la salud física y psicosocial.

"La medicalización no es la solución a la transexualidad y las terapias reparativas o de reconducción, además de no mostrar ningún tipo de beneficio, son claramente perjudiciales", denuncia el experto, quien señala que las claves de la atención integral se basan en la combinación de "respeto, tolerancia, refuerzo de la autoestima y acompañamiento médico garantista y de calidad en igualdad de condiciones que el resto de los usuarios a la sanidad pública".

Por otro lado, y respecto a la situación de las familias, aveces afectadas por 'disforia familiar', recuerda que "la atención sanitaria transgénero debe acoger, asistir y acompañar a estas familias, así como transmitirles seguridad y confianza. Para ello, la colaboración entre psicólogos, pediatras y endocrinólogos es fundamental y la clave está en transmitir información correcta".