Publicado 08/04/2021 12:22CET

Empresas-La Unidad de Epilepsia de HM Hospitales consigue controlar con cirugía la epilepsia refractaria de un paciente

Epilepsia.
Epilepsia. - ANGELINI PHARMA

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Médicos de la Unidad de Epilepsia de HM Hospitales, ubicada en el Hospital HM Delfos de Barcelona, han intervenido quirúrgicamente a un paciente de 48 años de edad que padecía epilepsia no controlable con medicamentos, conocida como epilepsia refractaria, desde hacía más de 22. Un mes después de la intervención, se ha logrado el control de las crisis que el paciente padecía casi a diario y éste ha experimentado una notable mejora de su calidad de vida, su estado intelectual y afectivo y sus relaciones interpersonales.

El neurocirujano doctor Jordi Rumià, mediante microcirugía guiada por neuro-navegación, llevó a cabo la extirpación del foco epiléptico cerebral en colaboración con el neurólogo doctor Rodrigo Rocamora, quien llevó a cabo el control de la actividad epiléptica cerebral durante la operación.

Según informa el centro, el paciente había sufrido durante más de 22 años una epilepsia refractaria con crisis epilépticas que no se controlaban con tratamiento farmacológico. Como sucede en estos casos, el paciente había probado un gran número de fármacos anti-epilépticos sin obtener una mejoría completa, con el sufrimiento consiguiente para el paciente y su entorno.

Ante una epilepsia resistente a fármacos el paciente debe ser remitido lo antes posible a una Unidad de Epilepsia, en la que un equipo multidisciplinario estudiará la posibilidad de una solución quirúrgica para controlar las crisis. La cirugía de la epilepsia actual ha demostrado ser un tratamiento eficaz y seguro, con una tasa media de éxito superior al 60%, mientras que la mejora de la enfermedad a través de los fármacos en este tipo de epilepsias se sitúa alrededor del 3%.

Más de un mes después de la intervención, el paciente no ha presentado crisis y lo que es más importante, ha empezado a recuperar su vida. Las personas que padecen epilepsia no controlada en muchos casos no pueden llevar una vida activa, por lo que se retraen socialmente y se encierran en sí mismos. Los pacientes pediátricos, además, ven afectado su aprendizaje.

Sin embargo, no todos los pacientes pueden someterse a este tipo de tratamiento, ya que depende de la zona del cerebro en la que se encuentra el foco epiléptico y de las posibles consecuencias que podrían derivarse de extirpar dicho foco. En este sentido, sólo se procede a hacer una extirpación selectiva del foco cerebral si ésta no causa secuelas peores que la propia epilepsia.

En España, la epilepsia afecta a aproximadamente 360.000 personas de las que 160.000, más o menos un tercio de los pacientes, no pueden controlarla con medicación. Asimismo, se calcula que cada año se diagnostican 20.000 casos nuevos, siendo esta incidencia superior en niños de entre 6 y 14 años (3,7 casos/1.000 habitantes), adolescentes y ancianos (por encima de los 60 años la incidencia se sitúa en 134 casos/100.000 habitantes).

Contador