Publicado 02/07/2020 8:13:31 +02:00CET

En duda las pruebas de anticuerpos de COVID-19

Pruebas del coronavirus, test Covid-19
Pruebas del coronavirus, test Covid-19 - JARUN011/GETTY - Archivo

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una revisión de estudios realizada por un equipo internacional de investigadores ha revelado que existen debilidades importantes en la base de evidencia para las pruebas de anticuerpos de COVID-19, según publican sus autores en la revista 'The BMJ'.

La evidencia es particularmente débil para las pruebas de punto de atención (realizadas directamente con un paciente, fuera del laboratorio) y no respalda su uso continuo, advierten los investigadores.

Las pruebas serológicas para detectar anticuerpos contra el COVID-19 podrían mejorar el diagnóstico y ser herramientas útiles para controlar los niveles de infección en una población, pero es importante evaluar formalmente si existe evidencia suficiente de que son precisas. Por ello, un equipo internacional de investigadores se propuso determinar la precisión diagnóstica de las pruebas de anticuerpos para COVID-19.

Buscaron en bases de datos médicas y servidores de preimpresión del 1 de enero al 30 de abril de 2020 los estudios que miden la sensibilidad y / o especificidad de una prueba de anticuerpos COVID-19 en comparación con una prueba de control.

La sensibilidad mide el porcentaje de personas que están correctamente identificadas como enfermas, mientras que la especificidad mide el porcentaje de personas que están correctamente identificadas como no enfermas.

De 40 estudios elegibles, la mayoría (70%) eran de China y el resto eran del Reino Unido, Estados Unidos, Dinamarca, España, Suecia, Japón y Alemania. La mitad de los estudios no habían sido revisados por pares y la mayoría tenían un riesgo de sesgo alto o poco claro (problemas en el diseño del estudio que pueden influir en los resultados). Solo cuatro estudios incluyeron pacientes ambulatorios y solo dos pruebas evaluadas en el punto de atención.

Cuando los resultados de sensibilidad para cada estudio se agruparon, oscilaron entre 66% y 97,8% dependiendo del tipo de método de prueba utilizado, lo que significa que se perderían entre 2,2% y 34% de los pacientes con COVID-19.

Las especificidades agrupadas variaron de 96,6% a 99,7%, dependiendo del método de prueba utilizado, lo que significa que entre 3,4% y 0,3% de los pacientes serían identificados erróneamente como COVID-19.

Las sensibilidades agrupadas fueron consistentemente más bajas para la prueba de inmunoensayo de flujo lateral (LFIA) en comparación con otros métodos de prueba. Es el método potencial de punto de atención que se está considerando para los 'pasaportes de inmunidad'.

Con base en estos resultados, los autores explican que, si se aplica una prueba LFIA a una población con una prevalencia de covid-19 del 10%, por cada 1.000 personas evaluadas, 31 que nunca tuvieron COVID-19 recibirán una respuesta incorrecta de que son inmunes, y a 34 personas que sí lo tuvieron se les informará incorrectamente que nunca se infectaron.

Las sensibilidades agrupadas también fueron más bajas con los kits de prueba comerciales (65%) en comparación con los kits no comerciales (88,2%) y en la primera y segunda semana después del inicio de los síntomas en comparación con después de la segunda semana.

"Estas observaciones indican importantes debilidades en la evidencia en las pruebas serológicas de covid-19, particularmente aquellas que se comercializan como pruebas de punto de atención", escriben los autores.

"Si bien la comunidad científica debe ser elogiada por el ritmo al que se han desarrollado nuevas pruebas serológicas, esta revisión subraya la necesidad de estudios clínicos de alta calidad para evaluar estas herramientas --alertan--. Con la colaboración internacional, tales estudios podrían realizarse rápidamente".