Publicado 30/05/2022 14:07

Desarrollan un 'vendaje' con moléculas que ayuda a curar las heridas

Una vez seca, esta novedosa película biomolecular puede recogerse con unas pinzas y colocarse fácilmente sobre una herida.
Una vez seca, esta novedosa película biomolecular puede recogerse con unas pinzas y colocarse fácilmente sobre una herida. - ASTRID ECKERT / TUM

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad Técnica de Múnich (Alemania) han desarrollado una película que no sólo protege las heridas de forma similar a como lo hace un vendaje, sino que también ayuda a que se curen más rápidamente, repele las bacterias, amortigua la inflamación, libera ingredientes farmacéuticos activos de forma selectiva y, finalmente, se disuelve por sí misma.

Todo ello es posible gracias a su diseño específico y al uso de mucinas, moléculas que se encuentran de forma natural en las membranas mucosas, según explican estos investigadores alemanes en un artículo publicado en la revista científica 'Advanced Functional Materials'.

Los vendajes convencionales pueden ser muy eficaces para tratar pequeñas abrasiones de la piel, pero las cosas se ponen más difíciles cuando se trata de lesiones de tejidos blandos, como en la lengua o en superficies sensibles como los intestinos.

A pesar de los recientes avances en el desarrollo de materiales que responden a algunos de los requisitos específicos mencionados, la ingeniería de una solución multifuncional "todo en uno" sigue siendo un reto.

Ahora, este equipo de investigadores ha desarrollado una película de biopolímero que combina una amplia gama de funciones diferentes al mismo tiempo. En su estudio, este "vendaje" biomolecular mostró resultados muy prometedores y está listo para ser sometido a más pruebas y adaptaciones.

"Cuando está seca, la película fina y flexible puede cogerse con unas pinzas y colocarse fácilmente sobre una herida. Al entrar en contacto con el tejido húmedo, la parte inferior de la película se vuelve blanda y pegajosa y se adhiere al tejido por sí sola, sin necesidad de una fijación adicional", explica Ceren Kimna, primer autor del estudio.

Estos investigadores pudieron demostrar que estos vendajes biomoleculares se adhieren incluso a superficies lisas, como el cartílago, y a tejidos húmedos, como la lengua, sin dañar la superficie del tejido. Cubrir una herida de la piel con esta película incluso aceleró el proceso de curación.

Uno de los objetivos concretos de este estudio era desarrollar una combinación de materiales que se disolviera completamente por sí misma al cabo de varios días sin dejar residuos. Los investigadores pudieron demostrar este aspecto en sus experimentos utilizando imágenes de microscopía de alta resolución de las muestras de tejido tratadas.

La película está formada por dos capas, lo que permite diseñar cada lado de forma que pueda realizar tareas especiales. La cara superior está formada por un polímero biodegradable que hace que la película sea estable, y también contiene mucinas.

"Las mucinas son moléculas que se encuentran de forma natural en las membranas mucosas de nuestro cuerpo. Aquí las hemos utilizado por primera vez en películas biomoleculares para favorecer la cicatrización de heridas. Aportan propiedades importantes para proteger la herida durante el proceso de cicatrización: Tienen propiedades antibacterianas, amortiguan la inflamación y evitan que células no deseadas colonicen la herida", explica el profesor Oliver Lieleg, líder de la investigación.

La parte inferior de la lámina contiene ácido hialurónico, un material bien conocido por su capacidad de retener agua y favorecer la cicatrización de las heridas. Otras moléculas están unidas químicamente a esas macromoléculas de ácido hialurónico y se encargan de que la película se vuelva pegajosa al entrar en contacto con la humedad, permitiendo que se adhiera a un tejido de forma espontánea.

Si se desea, también se pueden integrar en la capa inferior ingredientes farmacéuticos activos, como antibióticos. La estructura de dos capas permite liberar los principios activos en una sola dirección: hacia la herida.

Contador