Desarrollan nuevos compuestos que bloquean en ratones el regulador del crecimiento de cáncer y metástasis

Publicado 08/01/2020 14:59:57CET
Células del cáncer de mama triple negativo
Células del cáncer de mama triple negativo - CENTRO ONCOLÓGICO DE LA UNIVERSIDAD DE VIRGINIA

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad de Illinois en Urbana (Estados Unidos) han desarrollado nuevos compuestos de medicamentos que frustran la actividad a favor del cáncer de FOXM1, un factor de transcripción que regula la actividad de docenas de genes y es clave en el crecimiento del cáncer y la metástasis.

FOXM1 es una proteína que aumenta la expresión de genes que son importantes para la proliferación y el desarrollo celular. Juega un papel importante durante el desarrollo temprano, pero normalmente está presente solo en niveles muy bajos en los tejidos adultos. Los investigadores se centraron en FOXM1 porque se encuentra en mayor abundancia en las células cancerosas que en las células humanas sanas.

"FOXM1 es un factor clave que hace que el cáncer de mama y muchos otros cánceres sean más agresivos y más difíciles de tratar. Debido a que es un regulador maestro del crecimiento y la metástasis del cáncer, ha habido un gran interés en desarrollar compuestos que sean eficaces para bloquearlo", explica Benita Katzenellenbogen, una de las líderes del estudio, que se ha publicado en la revista 'NPJ Breast Cancer'.

Hasta ahora, no se han desarrollado agentes farmacológicos exitosos para reducir los efectos de FOXM1. "Hay estudios de otros inhibidores del FOXM1, pero estos son generalmente menos potentes y no funcionan bien en el cuerpo. Nuestros compuestos tienen una buena actividad antitumoral en modelos animales. Se comportan bien en vivo y tienen largas vidas medias en la sangre. Algunos funcionan bien cuando se administran por vía oral, lo que es deseable para el uso final del paciente", añade la investigadora.

Los científicos desarrollaron los nuevos fármacos analizando las propiedades de varios compuestos en una biblioteca química de agentes potencialmente terapéuticos. Seleccionaron aquellos que reducían la proliferación de las células del cáncer de mama e inhibían la expresión de los genes que se sabe que están regulados por la FOXM1. Después, el equipo modificó los compuestos para mejorar su inhibición de FOXM1 y aumentar su potencia celular. Tres de los compuestos probados tuvieron un mejor desempeño.

"Encontramos que estos compuestos inhiben el crecimiento de las células de cáncer de mama que representan los principales subtipos de cáncer de mama, incluyendo los cánceres de mama de receptor de estrógeno positivo, HER2 positivo y triple negativo. También bloquean el crecimiento de tumores de mama humanos en modelos de ratones", asegura Katzenellenbogen.

La investigación es prometedora, pero preliminar, según puntualizan los científicos. El desarrollo completo de nuevos agentes de medicamentos contra el cáncer puede tomar más de una década a partir de esta etapa de descubrimiento. "Debido a que los cánceres se tratan a menudo con una combinación de fármacos, estamos explorando cómo nuestros inhibidores de FOXM1 podrían combinarse con otros agentes estándar de atención para mejorar el tratamiento del cáncer", concluye la científica.

Contador

Para leer más