Publicado 18/02/2021 07:25CET

Desarrollan un dispositivo para detectar el cáncer de próstata inspirándose en los perros detectores

Archivo - Desarrollan un dispositivo para detectar el cáncer de próstata inspirándose en los perros detectores
Archivo - Desarrollan un dispositivo para detectar el cáncer de próstata inspirándose en los perros detectores - PIXABAY/MICHAELDARBY1976 - Archivo

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una nueva investigación demuestra la capacidad de los perros para detectar el cáncer de próstata agresivo a partir de muestras de orina y sugiere que una red neuronal artificial podría aprender de esta capacidad olfativa, al objeto de replicarla en nuevas herramientas de detección. Los investigadores presentan estos hallazgos en la revista de acceso abierto 'PLOS ONE'.

La prueba de detección del antígeno prostático específico (PSA), ampliamente utilizada, puede pasar por alto el cáncer de próstata agresivo en los hombres que lo padecen, o indicar que un cáncer es agresivo cuando en realidad presenta poco riesgo. Se están explorando pruebas alternativas y la investigación también ha demostrado que los perros pueden ser entrenados para detectar el cáncer de próstata a partir de muestras de orina con un alto grado de precisión. Sin embargo, los perros no serían prácticos para la detección a gran escala.

En un estudio piloto, Claire Guest, de Medical Detection Dogs en Milton Keynes, en Reino Unido, y sus colegas se propusieron combinar las fortalezas del olfato canino con las de otros métodos de detección prometedores para sacar a la luz nuevos conocimientos que podrían ayudar al desarrollo de mejores pruebas de cáncer de próstata.

Los investigadores entrenaron a dos perros para detectar un cáncer de próstata agresivo a partir de muestras de orina. Estos perros mostraron una sensibilidad del 71 por ciento (capacidad para identificar casos verdaderamente positivos) y una especificidad del 70 al 76 por ciento (capacidad para identificar correctamente los casos negativos) en la detección del cáncer de próstata con una puntuación de Gleason de 9, lo que indica una enfermedad muy agresiva.

El equipo también aplicó dos métodos de detección de laboratorio a las muestras de orina: análisis por cromatografía de gases y espectroscopía de masas de compuestos volátiles y análisis de especies microbianas que se encuentran naturalmente en la orina. Ambos métodos revelaron diferencias clave entre las muestras cancerosas y negativas para el cáncer.

Finalmente, los investigadores utilizaron los datos de los perros para entrenar una red neuronal artificial para identificar porciones específicas de los datos de la espectroscopia que contribuyeron significativamente a los diagnósticos de los perros. Esto también reveló diferencias específicas entre muestras positivas y negativas.

Los hallazgos sugieren que estudios más amplios podrían integrar aún más estas metodologías dispares para mejorar la detección del cáncer de próstata avanzado y ayudar al desarrollo de nuevas herramientas de diagnóstico que reproduzcan las capacidades olfativas de los perros.

Los autores resaltan que han demostrado que es posible replicar el rendimiento del perro como sensores y cerebros. "Ahora es el momento de poner esta tecnología en todos los teléfonos inteligentes", sugieren.

Para leer más