Publicado 03/02/2021 07:05CET

Desaconsejan retrasar la colonoscopia tras una prueba anormal de heces

El doctor de la Fundació Althaia Ignasi Puig identifica un pólipo en una colonoscopia.
El doctor de la Fundació Althaia Ignasi Puig identifica un pólipo en una colonoscopia. - FUNDACIÓ ALTHAIA - Archivo

   MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo estudio del Departamento de Asuntos de los Veteranos de los Estados Unidos, sobre más de 200.000 veteranos, ha descubierto que los retrasos en la realización de una colonoscopia después de una prueba de heces anormal aumentan el riesgo de un diagnóstico de cáncer colorrectal y muerte relacionada con el cáncer, según publican en línea en la revista 'Gastroenterology'.

   En un estudio retrospectivo los investigadores han encontrado que los pacientes que recibieron una colonoscopia más de 13 meses después de un análisis de sangre anormal en las heces tenían hasta 1,3 veces más probabilidades de tener cáncer colorrectal, en comparación con aquellos que se sometieron a una colonoscopia hasta tres meses después de la prueba de heces. Las probabilidades de una etapa avanzada del cáncer en el momento del diagnóstico eran hasta 1,7 veces mayores cuando la colonoscopia se demoraba más de 16 meses.

   Los hallazgos también mostraron que el riesgo de muerte relacionada con el cáncer colorrectal aumentó hasta 1,5 veces cuando la colonoscopia se retrasó más de 19 meses.

   La cohorte incluyó a veteranos que tenían una prueba inmunoquímica fecal (FIT) anormal o una prueba de sangre oculta en heces (FOBT). Ambas son pruebas de detección de sangre en heces comunes que, cuando son anormales, requieren una colonoscopia de seguimiento para evaluar crecimientos colorrectales precancerosos y cancerosos conocidos como pólipos.

   La doctora Folasade May, gastroenteróloga del VA Greater Los Angeles Healthcare System, directora del estudio, enfatiza que los mejores resultados del cáncer colorrectal requieren una colonoscopia dentro de un año de una prueba de heces anormal, que es cuando se detecta sangre después de enviar una muestra a un laboratorio.

   "Estos hallazgos amplían el conocimiento actual sobre las implicaciones clínicas del tiempo de seguimiento después de un FIT-FOBT anormal --escriben los investigadores--. El trabajo adicional debe incluir esfuerzos que aborden las barreras para someterse a una colonoscopia después de resultados anormales de exámenes de detección no colonoscópicos y políticas para alentar el control de rutina de las tasas de seguimiento".

   Este es el primer estudio en Estados Unidos, señalan los investigadores, que examina el riesgo de muerte relacionado con los retrasos en la realización de una colonoscopia después de un análisis de sangre en las heces anormales.

   La incidencia y la muerte relacionadas con el cáncer de colon pueden reducirse significativamente mediante la detección y extirpación de pólipos precancerosos y el cáncer en sí.

   "Actualmente, no existe una política o estándar nacional para el intervalo de tiempo clínicamente aceptable entre un resultado FIT-FOBT anormal y una colonoscopia de diagnóstico", escriben May y sus colegas.

   "El tiempo hasta el seguimiento colonoscópico varía ampliamente en la práctica y entre los entornos de atención médica --prosiguen--. Un intervalo recomendado que es demasiado largo puede contribuir a la progresión de los pólipos y la migración de etapas del cáncer colorrectal, lo que pone en riesgo la necesidad de un tratamiento más agresivo y mórbido, así como menos resultados favorables".

   Los investigadores accedieron a los datos de los registros médicos electrónicos de los veteranos que tenían una prueba de heces anormal entre 1999 y 2010, que no tenían antecedentes de cáncer colorrectal o enfermedad inflamatoria intestinal y que tenían entre 50 y 75 años de edad. La cohorte, que era mayoritariamente masculina, tenía una edad media de 61 años.

   Muchos expertos en atención médica creen que las pruebas de heces, como FIT, son tan confiables como la colonoscopia en la detección del cáncer colorrectal. "Si su médico le dice que una colonoscopia es mejor, eso no es exacto --ha señalado a 'The New York Times' el doctor Alex Krist, presidente del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos, un panel independiente que revisa la evidencia y emite recomendaciones--. Los datos muestran que las pruebas son igualmente efectivas para salvar vidas".

   El uso de pruebas de heces ha aumentado durante la pandemia de COVID-19 debido a la conveniencia y seguridad de las pruebas en el hogar y porque los pacientes pueden ser reacios a ir a un centro de atención médica para una colonoscopia.

   Muchos pacientes y algunos proveedores de atención primaria no comprenden la importancia de realizarse una colonoscopia después de una prueba de heces anormal, dice el doctor Samir Gupta, jefe de gastroenterología del VA San Diego Healthcare System, y coautor del estudio.

   "Algunos pacientes y proveedores incluso explican estos resultados incorrectamente, atribuyendo resultados anormales a hemorroides, algo que se comió u otros problemas", dice Gupta.

   "No creen los resultados --prosigue--. Los resultados de este estudio deberían crear conciencia de que retrasar la colonoscopia después de una prueba de heces anormal puede tener consecuencias importantes, incluido un mayor riesgo de diagnóstico de cáncer, cáncer en etapa tardía en el momento del diagnóstico y muerte por cáncer colorrectal. Estos hallazgos también pueden ayudar a motivar a los pacientes y proveedores a asegurarse de que se completen las colonoscopias después de una prueba anormal".

   Los hallazgos del estudio tendrán implicaciones aún mayores a medida que salgan al mercado más pruebas no invasivas para la detección del cáncer colorrectal, agrega Gupta.

   "Con pruebas de heces, como FIT y FIT-DNA, ya cubiertas por la mayoría de las compañías de seguros y con nuevas y prometedoras pruebas de detección basadas en sangre para el cáncer colorrectal en estudio en grandes ensayos --continúa--, el desafío de garantizar una detección completa, que incluye la finalización inicial y el seguimiento de la colonoscopia después de una prueba anormal es probable que aumente sustancialmente".

Para leer más