Cuatro de cada diez riojanos toman plantas medicinales contra el nerviosismo

Actualizado 07/10/2014 9:36:23 CET

LOGROÑO, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cuatro de cada diez riojanos confían en las plantas medicinales para tratar el nerviosismo o el insomnio, según datos del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO). INFITO recomienda la toma de preparados farmacéuticos a base de plantas medicinales como la rhodiola para tratar la ansiedad y la valeriana o Amapola de California, entre otras, que además ayudan a conciliar el sueño.

Muchas de estas plantas medicinales tienen "propiedades sedantes, ansiolíticas y mejoradoras del sueño y su principal ventaja es que no provocan efectos secundarios como los fármacos de origen sintético", asegura Bárbara Azagra, consultora de INFITO en La Rioja.

Una de ellas es la rhodiola que "ayuda a reducir la ansiedad y la fatiga física sin provocar somnolencia, permite mantener la concentración en situaciones como épocas de exámenes, competiciones deportivas o cuando hay un intenso trabajo".

Otras como la valeriana, la melisa, la pasiflora o la Amapola de California, en cambio, "además de reducir la ansiedad pueden emplearse para conciliar el sueño", señala. Lo importante, destaca, es "que sean preparados que se dispensen en la farmacia, con un control de calidad y eficacia, y que incluya un prospecto con sus indicaciones. Además en ella recibiremos el consejo del farmacéutico, el profesional mejor formado en fitoterapia".

INFITO y la SEAS recuerdan que los ansiolíticos pueden ocasionar importantes efectos secundarios como "dependencia, sedación y pérdida de atención durante el día, lo que puede aumentar el riesgo de accidentes laborales y de tráfico", advierte el psicólogo Fernando Miralles, miembro de la junta directiva de la SEAS. Si la ansiedad es prolongada este experto recomienda acudir al psicólogo y si es ocasional aconseja acudir a la farmacia pedir consejo sobre los preparados de plantas medicinales más adecuadas para cada caso.

ASUNTOS FAMILIARES, CAUSANTES DE ANSIEDAD

Una encuesta realizada por INFITO con un instrumento de autoevaluación desarrollado por la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS) revela también que la mitad de los riojanos sufre síntomas relacionados con la ansiedad como la necesidad de fumar, comer o beber en exceso, preocupación, palpitaciones o aceleración cardíaca e inseguridad. Además, tres de cada diez se medican para tratarlos.

Los temas familiares son los que más afectan a los habitantes de esta comunidad, seguidos de los económicos, según datos de la encuesta. Ésta también confirma que las mujeres sufren más ansiedad que los hombres, un 8 por ciento más, una diferencia que se ha estrechado en los últimos años. Respecto a los datos anteriores de los que disponía SEAS, en 1986, el porcentaje de personas con ansiedad ha aumentado cerca del 8 por ciento en hombres y un 5 por ciento en mujeres.

"Ellas sufren más ansiedad pero tienen a su disposición más herramientas culturales para defenderse de ella y buscan ayuda con más facilidad que los hombres, lo que hace que hayan resistido la crisis mejor que ellos", indica este psicólogo.

Para leer más