Publicado 04/02/2021 12:09CET

Crean el primer documento de consenso sobre la microbiota y el uso de probióticos en patologías neurológicas

Imagen de microbiota digestiva
Imagen de microbiota digestiva - EEZ/CSIC - Archivo

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

Neuraxpharm, laboratorio especialista en el sistema nervioso central, ha impulsado un documento de consenso sobre la microbiota y el uso de probióticos en patologías neurológicas y psiquiátricas; en el que han participado un total de 38 especialistas en neurología, psiquiatría, inmunología, microbiología y pediatría, con el objetivo de profundizar en diferentes patologías neuropsiquiátricas para mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

Así, el documento viene avalado por la Sociedad Española de Microbiota, Probióticos y Prebióticos (SEMiPyP), la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB) y la Sociedad Española de Neurología (SEN), quienes han recordado que han recordado que la microbiota intestinal y su conexión con los diferentes órganos y tejidos contribuye a fortalecer el sistema inmunitario, mantener el organismo sano y prevenir enfermedades.

"La toma de decisiones en la práctica clínica para el empleo de probióticos y/o prebióticos debe basarse en una combinación de evidencia científica y conocimiento práctico, por lo que hemos querido impulsar la creación de guías de práctica clínica, avalada por la SEMiPyP, la SEPB y la SEN, a fin de contribuir a optimizar una atención sanitaria individualizada, integral, de calidad, efectiva y segura", afirma el director general de Neuraxpharm, Javier Mercadé.

"La microbiota es esencial para los seres vivos y la relación que mantenemos con ella es habitualmente mutualista", asegura la expresidenta de la SEPB, Ana González-Pinto, y detalla que esto se debe a que sus microorganismos proporcionan una serie de ventajas que van desde la protección frente a la invasión por agentes patógenos y el desarrollo del sistema inmunitario, hasta la colaboración en la digestión de componentes de la dieta, el aporte de vitaminas y otros nutrientes esenciales para el desarrollo neurológico en las primeras etapas de la vida.

Además, la microbiota va cambiando a lo largo de la vida debido a aspectos como la dieta, el estilo de vida o factores ambientales son. En el sistema digestivo, se encuentra el denominado "segundo cerebro", un sistema nervioso con el que interacciona la microbiota intestinal y que se comunica con el sistema nervioso central, gracias a sus conexiones neuronales, favoreciendo el bienestar emocional.

Así, las alteraciones en los microorganismos del intestino (la denominada disbiosis) son la causa de numerosas enfermedades, entre las que se incluyen las mentales como ansiedad, depresión o autismo. "En los últimos años, se han relacionado muchas enfermedades neurológicas y del campo de la salud mental con una alteración del eje microbiota-intestino-cerebro, comunicación bidireccional en el que la microbiota intestinal, que se comunica con los sistemas homeostáticos (el nervioso, el endocrino y el inmunitario) en el intestino, va a influir desde esa localización, a través de diferentes vías, con el cerebro, modulando su funcionamiento" añade la miembro de la SEMiPyP, Mónica De la Fuente.

En este sentido, la comunidad científica ha señalado la importancia de mantener unas pautas de alimentación saludables. Es por ello que la inclusión de alimentos prebióticos y probióticos puede ayudar a disfrutar de una buena salud intestinal, además de interactuar con las distintas vías de actuación del sistema inmunitario, lo que también es de interés en otras enfermedades de origen inmunológico.

Además, investigaciones recientes auguran resultados relevantes que relacionan el efecto de los psicobióticos en pacientes con trastornos neuropsiquiátricos. "Es necesario investigar el posible papel que pueden tener los alimentos probióticos y prebióticos para las diferentes alteraciones neurológicas y psiquiátricas", comenta el miembro del Comité Científico de la SEN, Francisco Pérez Miralles. "La investigación del papel de la microbiota puede establecer nuevos mecanismos en la patogenia de las enfermedades neurológicas y el establecimiento de nuevas dianas terapéuticas en el futuro" añade.