Publicado 05/02/2021 12:04CET

Crean una herramienta no invasiva capaz de identificar las principales funciones del tracto gastrointestinal

Una ilustración de la forma no invasiva de identificar las principales funciones del tracto gastrointestinal.
Una ilustración de la forma no invasiva de identificar las principales funciones del tracto gastrointestinal. - MARINA RESNYANSKAYA

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Misuri (Estados Unidos) han creado una herramienta no invasiva capaz de medir los niveles de una enzima natural, la sal biliar hidrolasa, dentro de todo el tracto gastrointestinal del cuerpo.

En concreto, este método predice el estado clínico de la enfermedad inflamatoria intestinal, como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa; y determina la eficacia de muchos suplementos probióticos disponibles comercialmente mediante la prueba del nivel de hidrolasa de sales biliares, que es responsable de todas las funciones principales de los probióticos que promueven la salud.

Del mismo modo, evalúa si ciertos tipos de prebióticos (fibras dietéticas conocidas por sustentar la salud digestiva) pueden aumentar los niveles de hidrolasa de sales biliares de manera similar a como lo hacen los suplementos probióticos.

"Los prebióticos se utilizan a menudo en combinación con probióticos para mejorar sus funciones en el cuerpo. Demostramos por primera vez que ciertos tipos de prebióticos por sí solos son capaces de aumentar la actividad de la hidrolasa de sal biliar de la microbiota intestinal, que entre otros beneficios para la salud ha demostrado disminuir la inflamación, reducir los niveles de colesterol en sangre y proteger contra el cáncer de colon y Infecciones del tracto urinario", han dicho los investigadores.

Informes anteriores han señalado que la alta actividad de la hidrolasa de sales biliares del tracto gastrointestinal refleja una mejor salud digestiva y una falta de inflamación en el cuerpo. El nuevo método no invasivo usa bioluminiscencia, una reacción química que produce luz dentro de un organismo vivo, para medir el nivel de actividad de la sal biliar-hidrolasa en todo el tracto gastrointestinal.

"Nuestra herramienta de imágenes es una sonda bioluminiscente en forma de cápsula. Cuando alguien lo ingiere, queda expuesto a la microbiota intestinal intacta mientras viaja por el entorno hostil de todo el tracto gastrointestinal de una persona. Una vez que sale del cuerpo, podemos analizar la muestra de heces de una persona. Podemos tomar los resultados de ese análisis y correlacionarlo con la cantidad de actividad de la sal biliar-hidrolasa dentro del tracto gastrointestinal humano", han detallado.

A juicio de los investigadores, esta herramienta podría conducir a mejores tratamientos de medicina de precisión al proporcionar una forma para que los científicos comprendan mejor cómo la salud intestinal individual de una persona está relacionada con diversas patologías humanas, o el origen y la naturaleza de las enfermedades humanas.

"El microbioma intestinal juega un papel muy importante en diversos problemas de salud como el cáncer, la diabetes, la obesidad, la enfermedad de Parkinson, la depresión y el autismo, y ahora, esta nueva herramienta nos ayudará a comprender mejor la relación entre la función intestinal y estas enfermedades. Además, , nos permitirá desarrollar probióticos y prebióticos más efectivos para mejorar la salud intestinal", han zanjado.