El consumo de tabaco puede afectar al control de la diabetes

Publicado 31/05/2019 12:13:05CET
PIXABAY - Archivo

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La Federación Española de Diabetes (FEDE) ha avisado, con motivo de la celebración del Día Mundial Sin Tabaco, promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que consumo de esta sustancia puede afectar al control de la enfermedad.

No obstante, la organización ha reconocido que todavía son muchos los pacientes que se encuentran con dificultades a la hora de dejar de fumar, por la dificultad que suele conllevar, a pesar de las advertencias de los profesionales y administraciones sanitarias.

Por esa razón, y con el objetivo de seguir recordando a las personas con diabetes la importancia de buscar ayuda y dar el paso para abandonar el tabaquismo, FEDE ha recordado que mejora la regulación de los niveles de glucosa en sangre. "Eliminar el consumo de nicotina puede mejorar la sensibilidad a la insulina del organismo y, por lo tanto, facilitar el control de la glucemia. Esto se debe a que la nicotina afecta al funcionamiento de los vasos sanguíneos, favoreciendo la acción de las catecolaminas, hormonas que alteran la acción de la insulina", ha explicado la enfermera educadora en diabetes, Carmen Yoldi.

Asimismo, abandonar su consumo reduce el riesgo de complicaciones. Y es que, el tabaquismo favorece el desarrollo de eventos que afectan al sistema cardiovascular, a nivel microvascular y macrovascular, y a la función renal, al tiempo que guarda una relación con la evolución de complicaciones oculares, como la retinopatía. Dejar de fumar, en cambio, mejora el funcionamiento del organismo en general y del sistema circulatorio, en particular, reduciendo el riesgo de complicaciones.

Además, desde el portal 'Apoya Tu Salud', del que FEDE forma parte, se recuerda que dejar de fumar tiene muchos otros beneficios, como la mejora de la función respiratoria, la reducción del riesgo de varios tipos de cáncer, la recuperación de los sentidos del gusto y el olfato a niveles normales o el incremento de la fertilidad, entre otros. Muchos de estas ventajas se experimentan desde el primer día, y aunque el proceso de deshabituación tabáquica puede no ser fácil, los beneficios para la salud merecen la pena.

"Es importante fortalecer los recursos de los profesionales sanitarios para acompañar a las personas con diabetes en este proceso y el papel de las asociaciones de pacientes. Entre las herramientas actuales para la deshabituación tabáquica se encuentran las terapias farmacológicas y los tratamientos cognitivo-conductuales, pero también se debe trabajar la motivación del paciente. En este sentido, las personas con diabetes pueden encontrar en las asociaciones de pacientes con diabetes, un gran apoyo como punto de referencia que puede aportarles información al respecto", ha zanjado el presidente de FEDE, Andoni Lorenzo.

Contador