6 consejos para sobrellevar la artritis

Artritis
GETTY//CROSBYGRISU - Archivo
Publicado 09/09/2018 8:22:43CET

   MADRID, 9 Sep. (EDIZIONES) -

   La artritis es un proceso inflamatorio de las articulaciones. Los signos y síntomas clínicos que la acompañan están presentes en la mayor parte de las enfermedades reumáticas. Existen más de 100 tipos diferentes de artritis y enfermedades asociadas, por lo que probablemente existan diversas causas para esta enfermedad. Precisamente, las causas de la mayoría de los tipos de artritis son desconocidas.

   "Las enfermedades reumáticas en general afectan a 1 de cada 4 personas en España. Dentro de estas patologías, la artritis reumatoide tiene una prevalencia significativa, ya que, según datos del estudio EPISER, se estima que en España más de 200.000 personas padecen artritis reumatoide (AR), y cada año se diagnostican en torno a 20.000 casos nuevos", subraya en una entrevista con Infosalus el doctor Héctor Corominas, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER) y reumatólogo en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

   En concreto, describe que la artritis reumatoide es una enfermedad reumática crónica, que se caracteriza por la afectación de las articulaciones periféricas (manos, pies, muñecas, hombros, codos, caderas y rodillas), en las que se produce dolor, hinchazón secundaria a la inflamación de la membrana sinovial, y rigidez sobre todo por la mañana, o después de periodos prolongados de reposo.

   Según resalta la Fundación de Artritis Norteamericana (Arthritis Foundation) es imposible prevenir ciertos factores que aumentan el riesgo de desarrollar artritis: la herencia genética; un defecto en el sistema inmunológico; en algunos casos es posible que el sistema inmunológico no responda de manera adecuada a la infección y ataca aa los tejidos propios del cuerpo.

   A su vez, destaca que otros factores que aumentan el riesgo de desarrollar artritis pueden incluir: Un defecto en el cartílago o en la unión de las articulaciones; lesión o traumatismo en una articulación; una bacteria, un hongo o un virus que puede infectar las articulaciones.

   Pero, ¿cuáles son sus síntomas? El reumatólogo del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona explica que los síntomas de la artritis en las articulaciones es que éstas se encuentran hinchadas, rojas y calientes. "El dolor es continuo, empeora por la noche con el reposo, y se acompaña de rigidez después de un periodo de inactividad. Pueden afectar a una sola articulación (monoartritis) o a varias articulaciones (poliartritis)", aclara.

¿Cuáles son las causas? Según la guía de enfermedades autoinmunes de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC), las principales causas de artritis incluyen infecciones (locales o sistémicas), cristales (gota, condrocalcinosis), reumatológicas inflamatorias (espondiloartropatías) o no inflamatorias, (artrosis), digestivas (enfermedad inflamatoria intestinal), enfermedades sistémicas (endocrinas, de depósito) y más raramente las neoplásicas.

   En cuanto al tratamiento, el doctor Corominas señala que en los últimos años se han registrado avances importantes en este campo, de manera que cada vez hay más posibilidades de tratamiento y éste, además, es más eficaz. "Dentro del tratamiento farmacológico debemos diferenciar entre el tratamiento sintomático, dirigido a aliviar el dolor y la inflamación. Estos son antiinflamatorios no esteroideos y analgésicos", precisa.

   Según indica, otro grupo son los tratamientos de fondo de la enfermedad, dirigido al control de la enfermedad a medio y largo plazo. Este segundo grupo, según describe, está formado por un amplio arsenal terapéutico que va desde tratamientos clásicos como son el metotrexate o la leflunomida, a tratamientos más recientes como son los fármacos sintéticos dirigidos, y las pequeñas moléculas, pasando por los fármacos biológicos.

   Los corticoides, por su parte, cumplirían ambas funciones, es decir, tienen un efecto sintomático y modificador de la enfermedad, pero debido a los efectos secundarios su uso se limita sólo a determinadas fases de la enfermedad, afirma el portavoz de la Sociedad Española de Reumatología.

   No obstante, sigue sin ser 100% curable. "Los nuevos fármacos nos han permitido controlar la enfermedad en un número muy importante de pacientes y mejorar sus condiciones de vida, alcanzando incluso periodos prolongados de remisión de la enfermedad", celebra.

   Sin embargo, el reumatólogo lamenta que la artritis reumatoide continúa siendo una enfermedad crónica. "Por ello es importante que en el ámbito profesional sigamos avanzando en el conocimiento de la enfermedad, sobre todo en lo referente a las fases iniciales, para en un futuro poder prevenir su desarrollo o conseguir su curación. También es fundamental ampliar el conocimiento sobre esta patología entre la población general, para que los pacientes lleguen lo antes posible a la consulta de Reumatología, ya que el diagnóstico precoz va a repercutir positivamente en el paciente, evitando, por ejemplo, lesiones que produzcan incapacidad", destaca.

   Con todo ello, el doctor Corominas enumera una serie de consejos para sobrellevar el proceso de artritis:

   - Es recomendable una dieta mediterránea y variada, sin exceso de sal.

   - No fumar. "Una amplia evidencia científica ha demostrado que el tabaco es el factor ambiental más estrechamente relacionado con el desarrollo de la artritis reumatoide", precisa.

   -Realizar ejercicio físico regularmente. "Estudios científicos han demostrado que el ejercicio puede reducir el dolor, mejorar la funcionalidad, el estado de ánimo y la calidad de vida de estos pacientes. Es importante que sea un ejercicio controlado para que no suponga sobrecarga articular de forma habitual, especialmente en los períodos de mayor actividad de la enfermedad", celebra.

   - Descansar suficiente. "Dormir un número adecuado de horas mejora la sensación de cansancio y fatiga que pueden tener estos pacientes", advierte.

   - Contar con apoyo emocional. Según defiende, tener la mente ocupada, una actitud positiva y hacer planes mejorará el estado de ánimo de los pacientes. Además, ve recomendable que los pacientes se rodeen de familiares y amigos que puedan ayudarles con apoyo emocional, comprendiendo y aceptando sus limitaciones y prestándoles ayuda física si fuera necesario. "Para ello es importante que hablen abiertamente sobre su enfermedad", explica Corominass.

   - Sobre el embarazo dice que la artritis reumatoide con frecuencia afecta a mujeres en edad fértil. "En la actualidad, se sabe que, con un cuidado médico y obstétrico adecuado, la mayoría de ellas pueden tener un embarazo con éxito, no exento de posibles complicaciones. Por este motivo, es importante que las mujeres con enfermedad reumática que quieran ser madres planteen dicha inquietud con su reumatólogo", concluye.