Las ciudades pueden convertir a España en el primer país en eliminar la hepatitis C

Publicado 12/02/2020 13:59:34CET
De izquierda a derecha: Juan Berenguer, Manuel Romero, Javier García-Samaniego, Juan Turnes, Jeffrey V. Lazarus, Elisa Martró, y José María Molero.
De izquierda a derecha: Juan Berenguer, Manuel Romero, Javier García-Samaniego, Juan Turnes, Jeffrey V. Lazarus, Elisa Martró, y José María Molero. - AEHVE

   MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Un comité integrado por hepatólogos y especialistas en Salud Pública, Microbiología y Enfermedades Infecciosas, Adicciones y Atención Primaria han lanzado la campaña 'Ciudades Libres de Hepatitis C', con el hashtag '#HepCityFree', con el objetivo de animar a las ciudades españolas a poner en marcha medidas para lograr que España se convierta en el primer país desarrollado en acabar con el virus de la hepatitis C.

   Así lo han presentado los principales responsables de esta iniciativa promovida por la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE) y que cuenta con la colaboración de las compañías farmacéuticas Gilead y AbbVie. "La mitad de la población vive en las ciudades, lo que hace que las infecciones con la hepatitis C o el VIH estén más concentradas y haya más personas en situación de vulnerabilidad frente a estos virus. Por ello, hemos realizado esta iniciativa dirigida a los ayuntamientos porque son la administración más cercana a los ciudadanos", ha explicado el coordinador de AEHVE, Javier García-Samaniego.

   Actualmente en España, gracias a la puesta en marcha, en el año 2015, del Plan Estratégico Nacional para el Abordaje de la Hepatitis C, se han tratado y curado con los nuevos medicamentos a más de 130.000 pacientes en España, si bien se cree que todavía hay unas 35.000 personas virémicas. Además, se calcula que, al menos, unas 22.500 personas podrían estar infectadas sin saberlo por el virus de la hepatitis C y muchas otras que saben que lo padecen no estarían siendo tratadas.

   "España está en el camino correcto de conseguir eliminar esta enfermedad pero todavía hay grupos que debemos vigilar porque siguen manteniendo conductas de riesgo como, por ejemplo, sexo en grupo, relaciones sexuales sin preservativo, uso de drogas, etc.", ha comentado el jefe del Grupo de Investigación Clínica en VIH/Sida del Instituto de Investigación Sanitaria Gregorio Marañón de Madrid, Juan Berenguer.

   Además, el experto ha avisado de que existen otros dos factores que están favoreciendo la relajación de las medidas de prevención y, por ende, las prácticas de riesgo de infección de la hepatitis C: el hecho de que los personas con VIH y carga viral indetectable no transmitan la enfermedad, y la financiación de la profilaxis pre-exposición (PrEP).

   Por todo ello, los especialistas han destacado la necesidad de impulsar nuevas estrategias de micro y macro eliminación de la enfermedad, situando a las ciudades en una "situación privilegiada" para lograrlo. En este sentido, han creado un documento de ocho compromisos al que pretenden sumar al mayor número de ciudades españolas y en el que se subraya la importancia de que desarrollen campañas de concienciación para favorecer el cribado de la hepatitis C en la población de entre 40 y 70 años, dado que es el tramo de edad en el que se concentran la mayoría de casos no diagnosticados.

SIMPLIFICAR EL DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

   Además, el jefe del grupo de investigación en Sistemas de Salud del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y vicepresidente de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL), Jeffrey V. Lazarus, ha comentado que en el documento se insta a que los municipios se comprometan a simplificar el diagnóstico y tratamiento, así como su descentralización, dado que son cruciales para el abordaje de la infección en los colectivos más vulnerables.

   "Sería muy valioso que las ciudades pusieran a disposición de la administración sanitaria autonómica sus centros de servicios sociales, de atención a inmigrantes o personas sin hogar, y que estos se conviertan en dispositivo asistenciales para el diagnóstico rápido de la infección por el virus de la hepatitis C en las poblaciones de mayor riesgo", ha enfatizado el líder del Grupo de Investigación en Virología Clínica y Nuevas Herramientas Diagnósticas en el Servicio de Microbiología del Hospital e Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol, Elisa Martró.

   Al mismo tiempo, en el documento se pide a los ayuntamientos que colaboren con las ONG que trabajan en el ámbito de los hombres que tienen sexo con hombres, así como en programas de prevención de enfermedades de transmisión sexual y que desarrollen actuaciones de información relacionadas con la hepatitis C dirigidas tanto a los titulares de los establecimientos e instalaciones de tatuaje, micropigmentación o perforación cutánea piercing, como a sus usuarios.

   En materia de prevención, la iniciativa insta a los consistorios a que desarrollen campañas sobre qué es y cómo se transmite la hepatitis C y, sobre todo, cómo su tratamiento la convierte actualmente en una enfermedad curable. Del mismo modo, solicita a las ciudades que aglutinen la información necesaria para el desarrollo, medición y seguimiento de indicadores de eliminación. "Esto es algo fundamental para conocer los resultados de los programas llevados a cabo y el avance de la ciudad en el objetivo final de acabar con este problema de salud pública", ha recalcado el miembro del consejo asesor de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), José María Molero.

   Finalmente, en el documento, que espera también contar con la adhesión de las comunidades autónomas, se destaca la importancia de compartir experiencias y resultados, trabajando como una red de ciudades implicadas en el objetivo común de eliminar la hepatitis C e informar de los progresos.

Contador

Para leer más